Consejos para donar juguetes

{Foto by shankygup}

Donar juguetes no es llenar una bolsa con juguetes rotos que tu hijo ya no usa. No es una forma elegante de deshacerte de lo que ya no te sirve. Donar juguetes es practicar la generosidad con los menos afortunados. Es enseñar a tus niños a compartir, a ser solidarios, a pensar en los demás.

Seguramente en tu casa hay juguetes que tus hijos ya no usan, que están repetidos o que crees que no necesitan. ¿Qué hacer con ellos? Lo más lógico sería donarlos para que otro niños los disfruten, en vez de archivarlos en un armario.

La donación de juguetes debería cumplir, a mi entender, ciertas condiciones:

- Que estén en buen estado.
Un auto al que le faltan las ruedas no le hace ilusión a ningún niño. Si tu hijo no lo disfruta, seguramente tampoco lo hará el pequeño que reciba la donación.

- Que estén limpios.
Los muñecos o peluches usados pueden estar en perfecto estado pero un poco sucios. Límpialos para que los reciban en las mejores condiciones posibles. Los lugares que reciben donaciones no siempre disponen de personal para acondicionar estos objetos.

- Que NO incluyan pilas.
Ya que es probable que no puedan volver a usarlos una vez que se le acaben las pilas. Siempre será mejor un juguete más sencillo, no electrónico.

Si tienes la posibilidad de comprar juguetes para donar procura:

- Que sean de la mejor calidad posible.
Evita los más económicos de plástico que terminan rompiéndose a los pocos días. Prefiere los de material más resistente que podrán conservarlos durante más tiempo. 

- Que sean educativos.
Evita los juegos violentos como las armas. Elige puzzles, bloques para construir, muñecos, libros de cuentos, autos, pelotas...

Y recuerda lo que decía la Madre Teresa: 
"No es cuánto damos, sino cuánto amor ponemos en lo que damos."

Hermosas ideas para un Baby Shower

¿Organizando un baby shower? Mira estas hermosas ideas para hacer algo diferente, original y maravilloso:

- Panza con moño.

Una cinta ancha o un tul son ideales para adornar la panza con un hermoso moño.







- Invitaciones hechas en casa.




- Clásico pastel de pañales.

¿Te animas a armarlo? Viene con instrucciones paso a paso :)





- Decoración con globos.







- Pastel decorado con tendedero.





- Guirnalda con ropita de bebé.





- Kit de supervivencia para mamás.

Un regalo para la mamá siempre es bienvenido. ¿Qué tal un kit de supervivencia para la clínica? Una bolsa con aquellas cosas que no pueden faltarle durante su estadía en el hospital. En mi opinión, el chocolate es imprescindible.




- Libros infantiles.

Esta idea me pareció fascinante :) Cada uno de los invitados lleva, en vez de una tarjeta, un libro de cuentos infantiles (que puede ser usado, pero en buen estado) para ayudar a la futura mamá a armar la primera colección de libros de su bebé. Sería ideal que cada libro incluyera también una dedicatoria para saber quién se lo regaló.

{Cake}


Para empezar creo que es más que suficiente, ¿no crees?