3 listas que nos simplifican la vida

 {Imagen}

Hace algún tiempo publiqué las 3 listas que me ayudan a organizarme. Ahora me gustaría compartir 3 listas que me ayudan a simplificar mi vida. Si todavía no tienes ninguna podrías empezar con alguna de estas:

1. Lista de comidas fáciles para días difíciles.

Siempre es necesario tener a mano una lista de comidas sencillas para preparar en 5 minutos. Parece una tontería, pero te salvará en esos días complicados, en los cuales apenas puedes recordar el número del delivery.

2. Lista de actividades para niños en casa.

Entretener a los niños dentro de casa no es tarea fácil. No puede faltar una lista con ideas de juegos y manualidades para hacer en días fríos o lluviosos, en los cuales debemos permanecer con los niños dentro de casa.

3. Lista de las mejores comidas para fiestas.

Hay comidas que siempre son bien recibidas en las reuniones y fiestas familiares. Cuando te cruces con alguna de esas recetas infalibles, ¡anótala! Yo, luego de cada fiesta de cumpleaños, suelo anotar cuáles fueron las preparaciones que más gustaron... para repetirlas en la próxima ocasión. Y descartar las que no fueron tan aceptadas por los invitados.

Seguramente tienes más de una idea para agregar a estas listas. ¿Podrías compartirlas?

Un "tema" para tu vida

"No olvides el sueño de tu corazón mientras sigues con la rutina de la vida." (Sayantan Sen)

Nuestra verdadera vocación no siempre coincide con el título universitario o la profesión que tenemos, ¿no crees? A veces descubrimos que ese diploma colgado en la pared, o ese trabajo que hemos realizado durante tanto tiempo, no es nuestra pasión.

Hace un par de semanas lei el libro Focus (de Sayantan Sen) y, en uno de los capítulos, hacía referencia a que todos tenemos un "tema" en nuestra vida. Una especie de hilo invisible que vincula todas las cosas que hacemos, aun sin darnos cuenta.

Aunque todas las actividades que realicemos parezcan muy diferentes, si nos fijamos con atención, siempre hay un tema que las vincula. Y toda nuestra vida, de una u otra forma, tiene que ver con eso. Puede ser un deporte, una habilidad, una afición, una tarea o una persona.

Algunos ejemplos podrían ser "la maternidad", "la cocina", "el arte", "el diseño", "el humor", "los niños", "los ancianos", "los animales", "las plantas", "la alimentación saludable"...

¿Te has puesto a pensar en ello? ¿Identificas un tema en tu vida?

Yo estoy tratando examinar mi vida para encontrar ese hilo conductor... para descubrir mi verdadera vocación. Cuéntame, ¿cómo encontraste tu verdadera vocación?

Ilustración: Jane Heinrichs (http://janeheinrichs.blogspot.com/)

Pequeños cambios en el blog


Quiero hacer mi vida más fácil, y también la tuya. Eso incluye tener un blog lo más simple posible; que optimice tu tiempo, y también el mío. Trato de poner énfasis en el contenido y no distraer tu atención con cosas que quizás no te interesan.

Es por este motivo, además de que me gusta renovarme, que he realizado algunos pequeños cambios en el diseño del blog:


- La frase de la semana no se publica más en el blog; sólamente en la página de Facebook. Allí encontrarás más inspiración, más ideas y más interacción con los más de 5000 seguidores de {Ama de Casa y Mamá}.


- Los botones de redes sociales aparecen ahora en la parte superior a la derecha. Si no lo has notado, también estoy en Pinterest y en Twitter :-)



¿Tienes alguna sugerencia? Te escucho.

Cómo reducir tus gastos mensuales un 30%


Marzo fue para nosotros un "mes de austeridad". Esto significa comprar solo lo imprescindible, no hacer gastos innecesarios y obtener el máximo rendimiento de nuestro dinero. Tomamos esta decisión porque nos dimos cuenta que habíamos perdido el control de nuestra economía. Estábamos gastando más dinero del que deberíamos y eso nos impedía cumplir con ciertas obligaciones en tiempo y forma.

Resolvimos que era hora de ajustar el cinturón.

Definimos un presupuesto para aquellos gastos no fijos como alimentación, limpieza, obsequios, salidas y paseos. El objetivo era no superar el límite máximo de gasto establecido para cada semana (y por consiguiente para el mes).

¡Y lo logramos!

Logramos reducir nuestros gastos alrededor de un 30% y eso nos permitió ponernos al día con los pagos pendientes y retomar el control de nuestra economía.

Te cuento cuáles fueron las medidas de austeridad que aplicamos, y que tú también puedes aplicar, para que tu dinero rinda más:

- NO al delivery.

Es la regla número 1 a la hora de reducir los gastos. NO delivery. Para lograrlo es imprescindible tener a mano recetas (e ingredientes) simples que te permitan preparar comidas fáciles y rápidas.

- Canjear puntos.

Las tarjetas de puntos de tiendas, supermercados o farmacias pueden ser de gran ayuda. Nosotros celebramos la Pascua con un huevo de chocolate que compramos con los puntos del super. También pagué compras en la farmacia utilizando los puntos que había acumulado en meses anteriores.

- Participar en sorteos.

Las empresas organizan cada vez más sorteos en los que puedes participar gratis (sin obligación de compra). ¡Búscalos en Facebook! Yo tuve la suerte de ganar 2 entradas para el teatro y disfrutamos de un espectáculo fabuloso sin gastar una moneda. Pista: Promoadicta es el sitio web que me mantiene al tanto de los sorteos aquí en Uruguay.

- Preparar platos económicos.

Nada de ingredientes caros ni platos exóticos este mes. Recetas simples tratando de utilizar principalmente lo que teníamos en casa: los alimentos de la despensa y algunos vegetales de nuestra mini huerta. Así surgieron nuevas recetas como los tallarines con pesto de acelga :)

- Comprar al por mayor.

En todo "mes de austeridad" hay imprevistos. En este caso fueron varios cumpleaños infantiles. ¿Cómo lo resolvimos? Acudimos a tiendas que venden al por mayor, donde compramos 4 regalos al precio de 2.

Ahora el objetivo es mantener estos buenos hábitos de aquí en adelante. ¿A tí también te llegó la hora de ajustar el cinturón?

Consejos para donar juguetes

{Foto by shankygup}

Donar juguetes no es llenar una bolsa con juguetes rotos que tu hijo ya no usa. No es una forma elegante de deshacerte de lo que ya no te sirve. Donar juguetes es practicar la generosidad con los menos afortunados. Es enseñar a tus niños a compartir, a ser solidarios, a pensar en los demás.

Seguramente en tu casa hay juguetes que tus hijos ya no usan, que están repetidos o que crees que no necesitan. ¿Qué hacer con ellos? Lo más lógico sería donarlos para que otro niños los disfruten, en vez de archivarlos en un armario.

La donación de juguetes debería cumplir, a mi entender, ciertas condiciones:

- Que estén en buen estado.
Un auto al que le faltan las ruedas no le hace ilusión a ningún niño. Si tu hijo no lo disfruta, seguramente tampoco lo hará el pequeño que reciba la donación.

- Que estén limpios.
Los muñecos o peluches usados pueden estar en perfecto estado pero un poco sucios. Límpialos para que los reciban en las mejores condiciones posibles. Los lugares que reciben donaciones no siempre disponen de personal para acondicionar estos objetos.

- Que NO incluyan pilas.
Ya que es probable que no puedan volver a usarlos una vez que se le acaben las pilas. Siempre será mejor un juguete más sencillo, no electrónico.

Si tienes la posibilidad de comprar juguetes para donar procura:

- Que sean de la mejor calidad posible.
Evita los más económicos de plástico que terminan rompiéndose a los pocos días. Prefiere los de material más resistente que podrán conservarlos durante más tiempo. 

- Que sean educativos.
Evita los juegos violentos como las armas. Elige puzzles, bloques para construir, muñecos, libros de cuentos, autos, pelotas...

Y recuerda lo que decía la Madre Teresa: 
"No es cuánto damos, sino cuánto amor ponemos en lo que damos."

Hermosas ideas para un Baby Shower

¿Organizando un baby shower? Mira estas hermosas ideas para hacer algo diferente, original y maravilloso:

- Panza con moño.

Una cinta ancha o un tul son ideales para adornar la panza con un hermoso moño.







- Invitaciones hechas en casa.




- Clásico pastel de pañales.

¿Te animas a armarlo? Viene con instrucciones paso a paso :)





- Decoración con globos.







- Pastel decorado con tendedero.





- Guirnalda con ropita de bebé.





- Kit de supervivencia para mamás.

Un regalo para la mamá siempre es bienvenido. ¿Qué tal un kit de supervivencia para la clínica? Una bolsa con aquellas cosas que no pueden faltarle durante su estadía en el hospital. En mi opinión, el chocolate es imprescindible.




- Libros infantiles.

Esta idea me pareció fascinante :) Cada uno de los invitados lleva, en vez de una tarjeta, un libro de cuentos infantiles (que puede ser usado, pero en buen estado) para ayudar a la futura mamá a armar la primera colección de libros de su bebé. Sería ideal que cada libro incluyera también una dedicatoria para saber quién se lo regaló.

{Cake}


Para empezar creo que es más que suficiente, ¿no crees?

3 (malos) hábitos que te impiden organizarte

{foto by Rubbermaid}

Cuando se trata de la organización de la casa, existen algunos hábitos que nos impiden avanzar a pesar de tener la clara intención de hacerlo. No me refiero a la falta de tiempo, de espacio o de dinero, las cuales muchas veces utilizamos como excusas. Me refiero a aquellos hábitos o actitudes que, sin darnos cuenta, nos impiden avanzar hacia una mejor organización.


1. Te pierdes en los detalles.

¿Sueles perderte en los detalles en vez de concentrarte en la tarea principal? Es muy frecuente que esto ocurra cuando organizamos papeles y documentos. Por ejemplo, tenemos 30 minutos para organizar una caja con diferentes documentos. Hay muchas personas que, en vez de enfocarse en clasificar rápidamente los papeles en diferentes carpetas, se distraen revisando cada recibo, leyendo cada contrato y contemplando cada documento con gran detalle. Es evidente que no van a poder cumplir con su objetivo. Al menos, no en 30 minutos. Y se quedan con la idea de que organizar es una tarea que lleva demasiado tiempo.



2. Tienes un excesivo apego por los objetos.

¿Te cuesta deshacerte de las cosas aunque no las uses desde hace mucho tiempo o aunque ya no sirvan? Conozco personas que les resulta imposible escoger entre 2 viejas sartenes. He escuchado frases increíbles como "No puedo, es como que me pidas que elija entre 2 hijos". Personalmente, a la hora de organizar y evaluar qué cosas conservar y cuáles no, trato de ser lo más objetiva posible. Es conveniente olvidarse de la parte afectiva y concentrarse principalmente en las características de los objetos, nuestras necesidades y la utilidad que les vamos a dar.



3. Quieres abarcar demasiado.

¿Estás siempre esperando el momento oportuno para hacer una limpieza general y convertir tu casa en el reino de la organización? Ese momento nunca llega. Porque es muy difícil disponer de un día entero para poner toda la cocina en orden. Pero seguramente tengas 15 minutos para organizar un estante, una gaveta o una pequeña parte de la misma. ¿Qué tal dar un pequeño primer paso hoy? 


¡Ten cuidado! Estos hábitos son verdaderos obstáculos para mantener una casa organizada. ¿Te identificas con alguno de ellos?

Exceso de golosinas en casa: ¿qué hacer?



Mi hijo regresa de cada fiesta de cumpleaños con una bolsita llena de caramelos y chupetines. Como premio en el colegio, varias veces, recibe golosinas. En las tiendas suelen regalarle algún dulce. 

Consecuencia: una lata llena con una gran variedad de golosinas de diferentes colores y sabores. 

¿Qué hacemos con ellas? 

En casa no comemos golosinas, así que preferimos darles otros usos. Por ejemplo:  

1. Utilizarlas como un juguete más.
Mi hijo siempre las ha usado para jugar. Dependiendo de la etapa, las clasificamos por colores, las usamos para aprender a contar, para cargar trenes o camiones, para jugar a los vendedores... 



2. Repartirlas en Halloween.
El año pasado salimos, lata en mano, a la puerta de casa y entregamos golosinas a cada niño disfrazado.

3. Ofrecerlas a nuestros invitados.
Una copa con golosinas en el living puede ser una agradable bienvenida para grandes o pequeños invitados. 


4. Convertirlas en souvenirs de fin de curso.
El último día de clases mi niño colocó los caramelos en pequeñas bolsitas que luego repartió entre cada uno de sus compañeros de curso. Fue un bonito detalle y una excelente forma de vaciar la lata (al menos durante algunas semanas). 


5. Usarlas como sorpresitas o en la piñata de cumpleaños.
No es una idea que me agrade, ya que no suelo incluir golosinas en los cumpleaños infantiles, pero quizás a ti te resulte práctica. 

Estoy segura que en tu casa también hay un exceso de golosinas. ¿Cómo lo manejas?

Pizza rústica: rápida, fácil y rica


Podría llamarle pizza rápida o pizza de pan; pero preferí denominarla pizza rústica. Es tan rica, como fácil y rápida. En poco tiempo y con pocos ingredientes puedes preparar una cena estupenda:
1. Cortas al medio un pan flauta.
2. Colocas las mitades en una asadera aceitada.
3. Le pones por encima salsa de pizza y, si te apetece, un poco más de orégano.
4. Lo llevas a horno caliente unos minutos (hasta que la corteza del pan esté crocante).
5. Le pones la mozzarella por encima y unos minutos más de horno hasta que se derrita.


Sencillamente... ¡una delicia!

Mis favoritos de 2012

{Foto by Hadleygrass}

¡2013 ya está aquí! Antes de comenzar con nuevas ideas y publicaciones me gustaría compartir mis posts favoritos del año pasado. Quizás te perdiste alguno de ellos... y este es un buen momento para ponerte al día. 


Aquí van: 

1. 3 cosas importantes que me enseñó mi hijo.

Ahora que soy madre debo reconocerlo, los pequeños nos enseñan cosas todo el tiempo. Solo tenemos que estar atentos para no desaprovechar esas "oportunidades de aprendizaje". 

2. Poema para mamás... y papás.

Un hermoso poema de Mary Rita Schilke... para imprimir, leer, recordar y compartir con todas las mamás :) ¡No puedes dejar de leerlo! 

3. Tips de cocina para hacer tu vida más fácil.

 La vida en la cocina puede ser un caos... o no. Hay algunos trucos que realmente hacen mi vida más fácil en la cocina. La mayoría de ellos son cosas que comencé a hacer en forma indeliberada, pero que un día noté (o alguien me hizo notar) que hacían la diferencia. 

4. 6 cosas que nuestros hijos deben escuchar.

Los niños siempre repiten lo que no deben, ¿verdad? Por eso, las madres solemos medir nuestras palabras. Para evitarnos un mal momento, cuidamos lo que decimos, cómo lo decimos, cuándo y a quién. En general, nos preocupamos demasiado por las cosas que no queremos que escuchen. Pero, ¿alguna vez te has preguntado qué cosas deberían escuchar? 

5. Trucos para gastar menos en comida.

Hay meses en los cuales debemos apretar nuestros cinturones para hacer frente a gastos inesperados. Y una de las formas más inmediatas de hacerlo es reducir nuestros gastos en comida. 

6. 10 maneras de animar a una nueva mamá.

Las mamás recientes, y sobre todo las primerizas, necesitamos mucho apoyo y ánimo. Aquí tienes 10 buenas ideas. 

Y recuerda que si aun no conoces mi e-book "{Ser Mamá} 31 frases para disfrutar" puedes descargarlo gratis aquí