Poema para mamás... y papás

{Foto by Adam Selwood}

Hace algunas semanas me crucé con este hermoso poema de Mary Rita Schilke... para imprimir, leer, recordar y compartir con todas las mamás :) ¡No puedes dejar de leerlo!

Cuando pensaste que no estaba mirando


Cuando pensaste que no estaba mirando, 
te vi colgar mi primer dibujo en el refrigerador, y quise pintar otro.

Cuando pensaste que no estaba mirando, 
te vi dar de comer a un gato callejero, y pensé que era bueno ser amable con los animales.

Cuando pensaste que no estaba mirando, 
te vi hacer mi pastel favorito, y supe que las pequeñas cosas son las cosas especiales.

Cuando pensaste que no estaba mirando, 
te escuché decir una oración, y creí que hay un Dios con el cual siempre puedo hablar.

Cuando pensaste que no estaba mirando, 
sentí tu beso de las buenas noches, y me sentí amado.

Cuando pensaste que no estaba mirando, 
vi que te importaba, y quise ser todo lo que puedo ser.

Cuando pensaste que no estaba mirando, 
miré... y quería darte las gracias por todas las cosas que vi 
cuando creías que no estaba mirando.

(María Rita Schilke)

6 cosas que nuestros hijos deben escuchar

{Foto: Deacon Dance}

Los niños siempre repiten lo que no deben, ¿verdad? Por eso, las madres solemos medir nuestras palabras. Para evitarnos un mal momento, cuidamos lo que decimos, cómo lo decimos, cuándo y a quién. En general, nos preocupamos demasiado por las cosas que no queremos que escuchen. Pero, ¿alguna vez te has preguntado qué cosas deberían escuchar?

Yo creo que nuestros hijos deben escuchar:

1. Que hablamos bien de ellos.

Cuando hablas con otra persona sobre tu hijo, ¿le cuentas sobre sus logros y buenas ideas o te quejas de sus travesuras? Dejemos de hablar de los dolores de cabeza y hablemos de las alegrías que nos causan y de los momentos divertidos que pasamos juntos. Cuanto más elogiemos su buen comportamiento, mejor se comportarán. Una de las frases de mi e-book hace referencia precisamente a esto: "Si quieres que tus hijos mejoren déjalos escuchar las cosas buenas que dices a los demás acerca de ellos." (Haim Ginott)


2. Que admitimos que no sabemos.

Muchas veces le respondo "No sé". Sobre todo cuando insiste en repetirme "Sí, tú sabes". Quiero que tenga claro que los padres no sabemos todo, que nadie sabe todo. Y principalmente, que sepa que podemos aprender juntos.


3. Que admitimos que nos equivocamos.

Este año tuve la oportunidad de asistir a una excelente conferencia para padres del Dr. Ariel Gold. Allí aprendí que debemos enseñar a nuestros hijos 2 cosas importantes: que se van a equivocar y que van a tener problemas. Y qué mejor forma de demostrarle que todos nos equivocamos que admitiendo nuestros propios errores y diciendo en voz alta "me equivoqué".

¿Quieres saber algo más de la conferencia del Dr. Gold? En el Blog de la Familia hay un muy buen resumen.


4. Que nos disculpamos.

Además de reconocer que nos hemos equivocado es bueno aprender a pedir disculpas cuando es necesario. Es importante que te escuchen decir "Lo siento".


5. Que los queremos. 

Hay momentos en los que un "te quiero" los hace muy felices. Algunas cosas no deben darse por sobreentendidas, sino que es bueno decirlas, repetirlas y recordarlas. Tenemos que decirles cuánto los queremos.


6. "Por favor" y "gracias"

Los buenos modales y la amabilidad también se aprenden en casa y con el ejemplo :)


¿Qué otras cosas crees que deberían escuchar?

Mis claves para organizar fiestas infantiles

{Foto by ND Strupler}

Organizar una fiesta de cumpleaños no tiene porqué ser complicado y estresante. Cuando comienzas a pensar en la organización de fiestas, todo parece demasiado complicado, demasiado difícil y demasiado caro. Por eso debes intentar transformar esa "locura" en algo que todos puedan disfrutar, ya que es una fecha especial que celebrarán año tras año.

Para evitar agobiarte con los preparativos, te sugiero tener en cuenta mis reglas básicas:

1. La fiesta es para que la disfruten el cumpleañero y sus amigos.
Al momento de elegir el lugar, el horario o las actividades enfócate en las preferencias de los niños. Si ellos se sienten a gusto, seguramente los adultos también. Cada vez que me hacen alguna sugerencia o propuesta me pregunto: "¿Los niños realmente lo disfrutarán?". Así es mucho más sencillo decidir qué queremos incluir y también es más fácil prescindir de aquellas cosas que, a pesar de estar de moda o ser tradicionales, a nuestro hijo no le gustan. Por ejemplo, ¿por qué empeñarnos en llenar el salón de globos si al cumpleañero le asustan?


2. Trata de ser original.
No es necesario seguir las últimas tendencias ni hacer grandes despliegues para impresionar a los niños. Trata de conjugar sus ideas con tu presupuesto para lograr una fiesta divertida y original. Ofréceles algo diferente de lo que hacen en todos los cumpleaños.

{Foto by Steve Snodgrass}


3. No exageres con la cantidad de invitados.
El niño se sentirá más cómodo y para tí será más fácil de organizar (y más económico) si invitas solo a familiares y algunos amigos. Dicen los que saben que el número de niños invitados debería ser aproximadamente la edad del agasajado.


4. El menú, cuanto más simple mejor.
No siempre la comida chatarra es la preferida de los niños, ni lo más fácil o económico para los padres. ¿Por qué no ofrecerles, el día de su cumpleaños, sus platos favoritos? Mi hijo es feliz comiendo queso, merengues, sándwiches, alfajores de maicena y frutas. En el caso de los niños tampoco es necesario una gran variedad de bocaditos; 2 ó 3 opciones más la torta es más que suficiente.


5. El cumpleaños empieza con los preparativos.
Celebrar un cumpleaños no debe ser una obligación; debe ser un momento para disfrutar en familia (desde la organización hasta la fiesta). Y difícilmente podrás disfrutar de la fiesta si estás agotada y estresada por los preparativos. Por eso, evita todo aquello que te incomode; no estás obligada a hacer algo que no quieras.

{Foto by McD22}

Cada paso que doy en la planificación de las fiestas de cumpleaños de mi hijo trato de tener en mente estas claves para no perder de vista el objetivo: una fiesta de cumpleaños simple y agradable para todos :)

¿Cuáles son tus claves para organizar fiestas para niños?