3 libros para organizar y armonizar tu casa


"En 5 años serás la misma persona que eres hoy excepto por los libros que leas y las personas que conozcas." (Charles Jones)

El año pasado no conocí muchas personas nuevas, pero afortunadamente sí leí varios libros: novelas, autoayuda, negocios, nutrición, maternidad...

Me gustaría recomendarte 3 de ellos que te ayudarán a simplificar tu vida y organizar tu casa:



- El arte de simplificar la vida de Dominique Loreau.
"En un mundo de exceso, simplificar es enriquecer la vida."

Es un pequeño gran manual con reflexiones, anotaciones, consejos y ejercicios para simplificar nuestra vida a todo nivel. Precisamente está organizado en 3 áreas: los bienes materiales, el cuerpo y la mente.



- Menos es más de Peter Walsh.

"Un plan sencillo para organizar tu casa y disfrutar de una vida plena con menos cosas."

Al comprarlo no creí que fuera a aportarme demasiado. Pero es pura motivación para poner manos a la obra y poner fin al desorden y la acumulación.



- Feng Shui de Carolina Estévez.

"Tips prácticos y sencillos para armonizar la casa."

Una excelente guía para quienes nos iniciamos en este arte del Feng Shui. Tiene un capítulo destinado a cada una de las habitaciones de la casa.



Si los encuentras en alguna librería, no lo dudes... ¡cómpralos! Disfrutarás de una casa tranquila y organizada.

Genial idea para reciclar fotos viejas

Tengo muchísimas fotos impresas (de la época en la que no teníamos cámara digital). Muy pocas están a la vista en portarretratos. La mayoría de ellas se encuentran archivadas en álbumes olvidados en el fondo de algún cajón.

La semana pasada traté de organizar algunas de estas fotos. Hice una selección de las mejores, descarté las que estaban repetidas, movidas o demasiado oscuras. Y fue allí cuando se me ocurrió una muy buena idea: transformarlas en marcadores de libros!

Seguramente no soy la primera persona a quien se le ocurre esto, pero me resultó una idea genial. Convertirlas en un objeto de uso cotidiano (como son los marcadores para mí) me permitirá disfrutar de ellas con muchísima más frecuencia que antes. De hecho, cada vez que abro el libro que estoy leyendo actualmente me encuentro con esta foto que me recuerda mi primer viaje a España :)

¿Quieres saber cómo hacerlo? Es muy fácil:

1. Selecciona una foto que te guste.
2. Recórtala del tamaño y forma adecuada (yo utilicé otro marcador como molde).
3. Hazle una perforación en la parte superior.
4. Colócale una cintita.

El marcador que aparece en la imagen lo hice con una foto en la que estoy en la catedral de Salamanca (España). ¿Se te ocurre alguna otra forma de reciclar fotos viejas?