Disfruta del caos de Navidad


"Uno de los caos más gloriosos en el mundo es el caos creado en la sala el día de Navidad. No lo limpies demasiado rápido." (Andy Rooney)

Recuerda disfrutar estos últimos días del año. No te agobies con las tareas de la casa. Deja de lado el orden, la limpieza y las obligaciones. Ya tendremos tiempo en los próximos meses para ocuparnos de estos temas :)

¡Muy feliz Navidad!

Consejos de nutrición para mamás estresadas


El siguiente post fue escrito por Marisa Rodríguez, nutricionista de Consejos de Nutrición.


{Foto by Sara. Nel}


La casa, los niños, el colegio, el trabajo, la comida, la limpieza, la plancha, el club, la ropa, las cuentas, los juguetes, los berrinches, el médico, la peluquería, las compras, los trámites... el estrés aparece cuando  sentimos que las demandas exceden nuestras posibilidades. Y uno de los primeros errores que comete cualquier persona estresada, y en este caso las madres, es descuidar su alimentación.

Sin embargo, debes saber que en momentos de estrés, una buena nutrición es fundamental. ¿Por qué? Porque una mala alimentación reduce la resistencia frente al estrés y empeora sus síntomas (fatiga, irritabilidad, ansiedad, problemas digestivos, tensión muscular, entre otros). Mientras que una buena alimentación aumenta la capacidad para enfrentar el estrés y disminuye su impacto en el organismo.

¿Eres mamá? Toma nota de 4 consejos de nutrición para enfrentar el estrés:

1. Desayunar... SIEMPRE!

Lo sé, suele ocurrir que no tienes ni apetito ni tiempo de desayunar. Recuerda que el desayuno es la comida más importante del día, no solo para los hijos... también para las mamás. Es la primera fuente de energía y nutrientes para tu cuerpo.

Está demostrado que un buen desayuno:

- mejora el rendimiento físico e intelectual.
- reduce la fatiga durante el día.
- disminuye el riesgo de sobrepeso.
- predispone a un mejor estado de ánimo.
- evita el nerviosismo e irritabilidad.
- aumenta la concentración y la memoria.

Desayunar es tu primera obligación. Levántate unos minutos antes, come algunas frutas, pan o cereales integrales, leche o yogur... y estarás lista para comenzar el día!


2. No abusar del café.

Muchas madres hacen uso y abuso de esta bebida ya que, al igual que otras bebida con cafeína, es un buen estimulante del sistema nervioso.

Una ó 2 tazas de café al día pueden ayudarte a reducir la fatiga y mantener la concentración en tus tareas. Sin embargo, más de 3 tazas pueden tener efectos contraproducentes y producir síntomas indeseables como dolor de cabeza, ansiedad, dificultad para conciliar el sueño e irritabilidad.

Además, todas las bebidas con cafeína (refrescos cola, café, té) aumentan la producción de orina, favoreciendo la deshidratación. No abuses de ellas. Sustituir el café tradicional por su versión descafeinada o infusiones de hierbas frías o calientes es una buena decisión para mejorar tu alimentación.


3. Beber abundante agua.

Una mínima deshidratación influye en tu capacidad de atención, tu coordinación y memoria. Beber lo necesario es especialmente importante. Puede ser agua, jugos, infusiones o caldos de verduras. Bebe un vaso con agua al levantarte de modo de comenzar el día bien hidratada y continúa bebiendo durante el día hasta completar, al menos, un litro y  medio.


4. No abusar del azúcar.

Para compensar el estrés, muchas veces recurrimos a dulces, chocolates, postres, golosinas... Debes saber que el consumo de estos alimentos con alto contenido de azúcar provoca luego mayor fatiga, apetito y estrés. ¿Por qué? Al descender, al cabo de unas horas, el nivel de azúcar en sangre se produce una descarga de "hormonas del estrés" como el cortisol.

Opta por los edulcorantes naturales para endulzar tus alimentos y bebidas. Calma tu necesidad de dulces con frutas frescas o deshidratadas, cereales integrales como la granola mezclados con yogur.

Comienza con estos pequeños cambios para obtener grandes resultados. Recuerda que cuidar tu alimentación es cuidar tu salud (y la de tu familia).

¿Por qué Dios hizo a las mamás?

{Foto by daspader}

En Mommy OM, el blog de Lisa, encontré algo que me gustó para traducirlo y compartirlo porque adoro las respuestas espontáneas y originales de los niños. Se trata de respuestas dadas por niños de 2º grado a varias preguntas sobre las mamás.


¿Por qué Dios hizo a las mamás?

1. Ella es la única que sabe dónde está la cinta.
2. Principalmente para limpiar la casa.
3. Para ayudarnos a salir cuando íbamos a nacer.


¿Cómo las hizo?


1. Usó tierra, al igual que para el resto de nosotros.
2. Mezcló magia y superpoderes.
3. Dios hizo a mi mamá de la misma forma como me hizo a mí. Sólo usó partes más grandes.


¿De qué ingredientes están hechas las madres?

1. Dios hace a las madres de nubes y cabello de ángel y todo lo bueno en el mundo y una pizca de malo.
2. Tenían que comenzar con huesos de hombres. Después usan principalmente cuerdas, creo.


¿Por qué Dios te dio a tu mamá y no a otra mamá?

1. Estamos relacionados.
2. Dios sabía que ella me quiere mucho más que la mamá de otras personas como yo.


¿Qué clase de niña era tu mamá?

1. Mi mamá siempre ha sido mi mamá y nada de esas otras cosas.
2. No lo sé porque yo no estaba allí, pero creo que debe haber sido muy mandona.
3. Dicen que era amable.


¿Qué necesitaba saber tu mamá acerca de tu papá antes de casarse con él?

1. Su apellido.
2. Ella tenía que saber sus antecedentes. Como, ¿es un ladrón? ¿Se emborracha con cerveza?
3. ¿Gana al menos $800 al año? ¿Le dijo NO a las drogas y SÍ a las tareas domésticas?


¿Por qué tu mamá se casó con tu papá?

1. Mi papá hace el mejor spaghetti en el mundo. Y mi mamá come mucho.
2. Ella era muy grande para hacer otra cosa con él.
3. Mi abuela dice que mamá no tenía puesta su gorra de pensar.

¿Quién es el jefe en tu casa?

1. Mi mamá no quiere ser jefe, pero tiene que serlo porque papá es un chistoso.
2. Mamá. Puedo decir por inspección de mi habitación. Ella ve las cosas debajo de la cama.
3. Creo que es mamá, pero solo porque ella tiene mucho más que hacer que papá.


¿Cuál es la diferencia entre las mamás y los papás?

1. Las mamás trabajan en el trabajo y trabajan en casa y los papás sólo van a trabajar al trabajo.
2. Las mamás saben hablar con las maestras sin asustarlas.
3. Los papás son más altos y más fuertes, pero las mamás tienen el verdadero poder porque es a quien le tienes que preguntar si quieres dormir en casa de tus amigos.
4. Las mamás tienen magia, te hacen sentir mejor sin medicina.


¿Qué hace tu mamá en su tiempo libre?

1. Las madres no tienen tiempo libre.
2. Por oírselo decir, ella paga cuentas todo el día.


¿Qué le haría falta a tu mamá para ser perfecta?

1. Por dentro ya es perfecta. Por fuera, creo que un poco de cirugía plástica.
2. Dieta. Ya sabes, su pelo. Le haría dieta, tal vez azul.


Si pudieras cambiar una cosa de tu mamá, ¿cuál sería?

1. Tiene esa cosa rara de pedirme que mantenga mi cuarto limpio. Me gustaría deshacerme de eso.
2. Haría a mi mamá más inteligente. Entonces ella sabría que fue mi hermana quien lo hizo, no yo.
3. Me gustaría que desaparecieran esos ojos invisibles que tiene atrás de su cabeza.

Pueden leerlo en inglés en este enlace.

Una mañana organizada: mi rutina matinal


Aunque no seamos conscientes de ello, todos tenemos una rutina matinal. Me refiero a esos 4 ó 5 pasos que realizamos, en forma automática, a primera hora de la mañana. Una especie de declaración de que el día ha comenzado y una forma de poner tu casa en funcionamiento.

Mi rutina matinal es muy simple. La sigo cada día, incluso domingos y feriados, y me ayuda a simplificar el resto de la jornada. Consiste en 4 pasos:

1. Abrir las ventanas

Abro todas las ventanas para ventilar la casa. En verano las dejo abiertas todo el día. En invierno las abro, si no está lloviendo, al menos unos minutos para que entre el sol y el aire fresco.

{Foto by Deannster}

2. Tender las toallas

Las toallas húmedas de las duchas de la mañana o de la noche anterior las tiendo en el patio para que se sequen, ya que mi baño no se caracteriza por  tener una buena ventilación.

{Foto by asgw}


3. Guardar la loza.

Es hora de poner en su lugar la loza lavada la noche anterior.

{Foto by dphiffer}


4. Hacer las camas.

Dicen que el estado de la cama refleja el estado de la mente. Me gusta empezar el día con una mente ordenada :)

{Foto by elisaself}

¿Cuál es tu rutina matinal?

Sobre gustos, sabores y combinaciones favoritas

Ya que "sobre gustos no hay nada escrito", voy a escribir sobre mis preferencias a la hora de combinar sabores en la cocina. No tengo gustos extravagantes, pero en casa tenemos algunas combinaciones que se han transformado en clásicos porque nos resultan i-rre-sis-ti-bles :)

Algunas de mis combinaciones favoritas son:

- Queso + mermelada de frutillas.

Mi combinación preferida para preparar sándwiches. Utilizo queso sándwich o requesón y mermelada de frutillas (si es casera mejor). Creo que debería probarlo tostado porque he visto en internet unas fotos increíbles de su versión tostada...




- Café + canela.

Me encanta (desde no hace mucho tiempo) agregar a mi cafecito una pizca de canela.

{foto by epSos.de}



- Queso + nuez moscada.

En mis rellenos de jamón y queso para empanadas o tortas de fiambre NUNCA falta el toque de nuez moscada recién rallada.

{foto by Cheating Cook}



- Manzana + canela.

La "Manzanela" (trozos de manzana espolvoreados con canela) surgió, por casualidad, un día en que mi hijo no quería comer frutas. Comencé a ofrecerle diferentes combinaciones hasta que llegamos a la  "manzanela". Aceptó, la probó y le gustó :)

{foto by joyosity}


- Tomate + orégano.

El tomate y el orégano también son 2 sabores inseparables en nuestra cocina. De hecho, plantamos orégano en nuestra huerta para disfrutarla durante todo el año. En invierno, en cualquier comida con pulpa de tomate como salsas y tucos. Y en verano en riquísimas ensaladas de tomates.

{foto by archeoseby}

¿Cuáles son tus combinaciones preferidas?

Poema para mamás... y papás

{Foto by Adam Selwood}

Hace algunas semanas me crucé con este hermoso poema de Mary Rita Schilke... para imprimir, leer, recordar y compartir con todas las mamás :) ¡No puedes dejar de leerlo!

Cuando pensaste que no estaba mirando


Cuando pensaste que no estaba mirando, 
te vi colgar mi primer dibujo en el refrigerador, y quise pintar otro.

Cuando pensaste que no estaba mirando, 
te vi dar de comer a un gato callejero, y pensé que era bueno ser amable con los animales.

Cuando pensaste que no estaba mirando, 
te vi hacer mi pastel favorito, y supe que las pequeñas cosas son las cosas especiales.

Cuando pensaste que no estaba mirando, 
te escuché decir una oración, y creí que hay un Dios con el cual siempre puedo hablar.

Cuando pensaste que no estaba mirando, 
sentí tu beso de las buenas noches, y me sentí amado.

Cuando pensaste que no estaba mirando, 
vi que te importaba, y quise ser todo lo que puedo ser.

Cuando pensaste que no estaba mirando, 
miré... y quería darte las gracias por todas las cosas que vi 
cuando creías que no estaba mirando.

(María Rita Schilke)

6 cosas que nuestros hijos deben escuchar

{Foto: Deacon Dance}

Los niños siempre repiten lo que no deben, ¿verdad? Por eso, las madres solemos medir nuestras palabras. Para evitarnos un mal momento, cuidamos lo que decimos, cómo lo decimos, cuándo y a quién. En general, nos preocupamos demasiado por las cosas que no queremos que escuchen. Pero, ¿alguna vez te has preguntado qué cosas deberían escuchar?

Yo creo que nuestros hijos deben escuchar:

1. Que hablamos bien de ellos.

Cuando hablas con otra persona sobre tu hijo, ¿le cuentas sobre sus logros y buenas ideas o te quejas de sus travesuras? Dejemos de hablar de los dolores de cabeza y hablemos de las alegrías que nos causan y de los momentos divertidos que pasamos juntos. Cuanto más elogiemos su buen comportamiento, mejor se comportarán. Una de las frases de mi e-book hace referencia precisamente a esto: "Si quieres que tus hijos mejoren déjalos escuchar las cosas buenas que dices a los demás acerca de ellos." (Haim Ginott)


2. Que admitimos que no sabemos.

Muchas veces le respondo "No sé". Sobre todo cuando insiste en repetirme "Sí, tú sabes". Quiero que tenga claro que los padres no sabemos todo, que nadie sabe todo. Y principalmente, que sepa que podemos aprender juntos.


3. Que admitimos que nos equivocamos.

Este año tuve la oportunidad de asistir a una excelente conferencia para padres del Dr. Ariel Gold. Allí aprendí que debemos enseñar a nuestros hijos 2 cosas importantes: que se van a equivocar y que van a tener problemas. Y qué mejor forma de demostrarle que todos nos equivocamos que admitiendo nuestros propios errores y diciendo en voz alta "me equivoqué".

¿Quieres saber algo más de la conferencia del Dr. Gold? En el Blog de la Familia hay un muy buen resumen.


4. Que nos disculpamos.

Además de reconocer que nos hemos equivocado es bueno aprender a pedir disculpas cuando es necesario. Es importante que te escuchen decir "Lo siento".


5. Que los queremos. 

Hay momentos en los que un "te quiero" los hace muy felices. Algunas cosas no deben darse por sobreentendidas, sino que es bueno decirlas, repetirlas y recordarlas. Tenemos que decirles cuánto los queremos.


6. "Por favor" y "gracias"

Los buenos modales y la amabilidad también se aprenden en casa y con el ejemplo :)


¿Qué otras cosas crees que deberían escuchar?

Mis claves para organizar fiestas infantiles

{Foto by ND Strupler}

Organizar una fiesta de cumpleaños no tiene porqué ser complicado y estresante. Cuando comienzas a pensar en la organización de fiestas, todo parece demasiado complicado, demasiado difícil y demasiado caro. Por eso debes intentar transformar esa "locura" en algo que todos puedan disfrutar, ya que es una fecha especial que celebrarán año tras año.

Para evitar agobiarte con los preparativos, te sugiero tener en cuenta mis reglas básicas:

1. La fiesta es para que la disfruten el cumpleañero y sus amigos.
Al momento de elegir el lugar, el horario o las actividades enfócate en las preferencias de los niños. Si ellos se sienten a gusto, seguramente los adultos también. Cada vez que me hacen alguna sugerencia o propuesta me pregunto: "¿Los niños realmente lo disfrutarán?". Así es mucho más sencillo decidir qué queremos incluir y también es más fácil prescindir de aquellas cosas que, a pesar de estar de moda o ser tradicionales, a nuestro hijo no le gustan. Por ejemplo, ¿por qué empeñarnos en llenar el salón de globos si al cumpleañero le asustan?


2. Trata de ser original.
No es necesario seguir las últimas tendencias ni hacer grandes despliegues para impresionar a los niños. Trata de conjugar sus ideas con tu presupuesto para lograr una fiesta divertida y original. Ofréceles algo diferente de lo que hacen en todos los cumpleaños.

{Foto by Steve Snodgrass}


3. No exageres con la cantidad de invitados.
El niño se sentirá más cómodo y para tí será más fácil de organizar (y más económico) si invitas solo a familiares y algunos amigos. Dicen los que saben que el número de niños invitados debería ser aproximadamente la edad del agasajado.


4. El menú, cuanto más simple mejor.
No siempre la comida chatarra es la preferida de los niños, ni lo más fácil o económico para los padres. ¿Por qué no ofrecerles, el día de su cumpleaños, sus platos favoritos? Mi hijo es feliz comiendo queso, merengues, sándwiches, alfajores de maicena y frutas. En el caso de los niños tampoco es necesario una gran variedad de bocaditos; 2 ó 3 opciones más la torta es más que suficiente.


5. El cumpleaños empieza con los preparativos.
Celebrar un cumpleaños no debe ser una obligación; debe ser un momento para disfrutar en familia (desde la organización hasta la fiesta). Y difícilmente podrás disfrutar de la fiesta si estás agotada y estresada por los preparativos. Por eso, evita todo aquello que te incomode; no estás obligada a hacer algo que no quieras.

{Foto by McD22}

Cada paso que doy en la planificación de las fiestas de cumpleaños de mi hijo trato de tener en mente estas claves para no perder de vista el objetivo: una fiesta de cumpleaños simple y agradable para todos :)

¿Cuáles son tus claves para organizar fiestas para niños?

Mi nueva rutina nocturna

Hace 2 años publiqué mi rutina nocturna. ¿La recuerdas? Bueno, las cosas han cambiado... una casa más grande, un niño mayor y muchos meses de ensayo y error han transformado aquella rutina en otra más simple.

Te presento mi nueva rutina nocturna:


1. Lavar la loza.

Aunque odio encontrar por las mañanas una pila de platos, tazas o vasos sucios, no siempre tengo la energía suficiente para lavarlos luego de la cena. No tenemos lavavajilla. Pero, si yo no lo hago, mi marido se encarga de que la cocina quede en condiciones luego de la cena.

{Foto by LizMarie_AK}


2. Sacar la basura.

Me aseguro que el cesto de basura esté vacío.


3. Juntar & guardar.

Hago un rápido recorrido por la casa juntando y guardando todo lo que está fuera de lugar. Habitualmente el "todo" sigue siendo (al igual que 2 años atrás) principalmente juguetes.

"Si no pertenece al suelo recógelo."
{Foto by James Cridland}

Cómo limpiar una olla (muy sucia) fácilmente

 
Es bien sabido, cuando dejamos los utensilios de cocina en remojo es mucho más fácil limpiarlos. Pero, ¿qué pasa cuando tenemos que lavar una olla de la noche anterior, muy sucia, que no dejamos en remojo?

¿Necesitas más esfuerzo? ¿Productos de limpieza más agresivos? ¿Más tiempo? No. Sólo necesitas... vapor!

Es uno de mis trucos favoritos. Tan simple como efectivo. Calientas agua (poca cantidad es suficiente). La colocas en la olla y la tapas lo más herméticamente posible. Esperas unos minutos. El vapor ablandará la suciedad y podrás limpiarla en forma rápida, fácil y con mucho menos esfuerzo.

3 cosas importantes que me enseñó mi hijo


Dicen que los niños son los mejores maestros. Y debo admitir que tienen razón. Ahora que soy madre debo reconocerlo, los pequeños nos enseñan cosas todo el tiempo. Solo tenemos que estar atentos para no desaprovechar esas "oportunidades de aprendizaje". 

En los últimos 3 meses me ha tocado un curso intensivo :)  Mi hijo de 3 años me ha enseñado 3 cosas importantísimas:

1. A disfrutar el momento.

Mientras él jugaba en su dormitorio con sus autitos le preparé un vaso de leche chocolatada. Como estaba tan entretenido con su juego no esperaba que estuviera muy interesado en la chocolatada. Quizás la tomara mientras continuaba jugando, sin prestarle demasiada atención. Sin embargo, cuando llegué con el vaso... me sorprendió. Dejó sus autitos y se sentó en un almohadón mientras decía "Lo voy a disfrutar acá". Hizo un stop para prestar completa atención a ese momento y a su chocolatada.

Me recordó que hay que parar para disfrutar de esas pequeñas cosas que nos hacen felices.


2. A decirle cuánto lo quiero.

En el camino de regreso del colegio pisó caca de perro. No una vez... 3 veces. Por lo tanto, no lo regañé una vez... lo regañé 3 veces (o más). Cuando llegamos a casa me dijo, preocupado, "Pero me tenés que querer igual...". Y se puso muy feliz cuando le respondí que, aunque lo regañara, lo seguía queriendo. Era algo obvio para mí, pero no para él.  

Aprendí que tengo que decirle cuánto lo quiero y que hay cosas que no deben darse por sobreentendidas, sino que es bueno decirlas, repetirlas y recordarlas.


3. A repensar la decoración.

Cuando se cayeron algunos cuadritos que estaban pegados en la pared de su dormitorio, mi hijo decidió: "Ahora, vamos a ponerlos a mi altura". Y yo, frente a esa resolución, me dije "Claro! ¿Por qué no?
¿No es más coherente que todas sus cosas estén a su altura (incluyendo la decoración)?". Pensamos la decoración desde la perspectiva de los adultos, tratando de que sea para nosotros un ambiente bonito y funcional. Se supone que los niños, a medida que crezcan, irán integrándose a ese ambiente. 

Pero, ¿por qué no pensar un espacio que resulte funcional para los pequeños?

Y casualmente encontré estos hermosos dormitorios infantiles diseñados según el método educativo Montessori para desarrollar su autonomía. Son simples, monísimos y, sobre todo, muy bien pensados:



¿Hay algo que te haya enseñado tu hijo que quieras compartir aquí? ¡Cuéntanos!

Tips de cocina para hacer tu vida más fácil

La vida en la cocina puede ser un caos... o no. Hoy quiero compartir algunos trucos que realmente hacen mi vida más fácil en la cocina. La mayoría de ellos son cosas que comencé a hacer en forma indeliberada, pero que un día noté (o alguien me hizo notar) que hacían la diferencia:

- Bowl de basura.
¿Has notado que pierdes mucho tiempo abriendo y cerrando el cesto de basura? Mientras cocino tengo un plato, un bowl o una bandeja para ir colocando las cosas para tirar (cáscaras, papeles, envases, etc.). Cuando termino, con solo un movimiento, tiro todo.



- Recipiente de remojo.
Utilizo cualquier recipiente que esté sucio como "recipiente de remojo". Puede ser un bowl, un vaso o una olla. Lo lleno con agua y voy poniendo allí los utensilios que ya no voy a usar y debo lavar luego con detergente. Empleo mucho esta técnica para los cuchillos, tenedores y cucharas. Al quedar en remojo, luego es mucho más fácil limpiarlos.


- Timer.
Si hablamos de optimizar el tiempo, el timer es un gran aliado. Colocas una tarta en el horno y no tienes que estar pendiente del reloj ni quedarte en la cocina por temor a olvidarte. Simplemente marcas en el timer los minutos correspondientes y... a otra cosa mariposa!




- Utensilios que no se lavan.
Los utensilios que utilizo para medir o agregar ingredientes secos como harina, polenta, sal o azúcar no se ensucian realmente y, por lo tanto... no se lavan. ¿Por qué perder tiempo lavando una taza medidora, una cuchara o un cernidor? A veces simplemente es suficiente con pasarles un paño, y a guardar.


- Lista de compras.
Siempre a mano un papel y un bolígrafo para anotar aquellos alimentos o ingredientes que se van terminando. Un pequeño papel colocado en la puerta del refrigerador se puede transformar, al final de la semana, en tu lista del supermercado. Esta es mi lista... sí, están viendo otro uso para los imanes de una antigua pizarra magnética :)


Mujeres: diferentes estilos de limpieza


Ordenando mis papeles encontré esta nota recortada de una revista Mía hace más de 10 años. Se titula "Las mujeres y la limpieza" y su autora es Mónica López.
  
Según Mónica, todas las mujeres limpiamos, pero no todas lo hacemos igual. Cada una tiene su estilo. Ella describe 7 estilos diferentes de limpieza. Descubre cuál es el tuyo:

* Estilo Catástrofe: mucha agua y mucho desastre.

* Estilo Estético-obsesiva: la limpieza tiene, ante todo, un sentido artístico.

* Estilo Portero: mucho brillo y pocas nueces.

* Estilo Luis XV: la tierra data del reinado de ese monarca.

* Estilo Persa: la tierra se guarda debajo de la alfombra.

* Estilo Zapping: todo por encima, nada a fondo.

* Estilo Mandrake: para encontrar una partícula de tierra hay que ser mago.

Para leer la nota completa haz clic en la imagen para verla ampliada :)

Cómo quitar rayones en paredes blancas

{Foto: Mi cuaderno}

¿Tu pequeño ha rayado la pared blanca con marcadores para pizarra? ¡No te preocupes! Puedes limpiarla con quitaesmalte de uñas. Mojas un algodón con quitaesmalte y lo pasas en el rayón hasta quitarlo.

Yo limpié de esta forma la pared de mi cocina que tenía un par de lunares rojos y una raya. Resultó de maravilla :)

Delantales bonitos y originales



Esta semana confesé en Facebook que me encantan los delantales y mostré uno de mis modelos preferidos (el de color chocolate con lunares en rosa).

Me sorprendió descubrir que no soy la única a quien le gustan. Otras amas de casa y mamás contaron que los utilizan en la cocina, principalmente al amasar, al hacer tortillas de harina... para no ensuciar la ropa. Y Elizabeth comentó que, no solo le encantan, sino que tiene la intención de hacerse unos personalizados.

Yo también tuve esa intención; por eso compré hace 2 años un par de telas que han quedado olividadas en algún rincón :)

Buscando inspiración encontré algunos modelos bien lindos. Quienes sepan coser y tengan por allí algún retazo de tela sin destino quizás se animen con alguno de ellos:



Para las que prefieran reciclar prendas que ya no usen también hay varias ideas:
Utilizar viejas camisas:


O utilizar viejos jeans:

{Etsy}


O transformar una funda de almohada y una cinta en un nuevo delantal:



10 frases para maestras

 Foto by Stevan Sheets


Fin de curso, vacaciones, cumpleaños, día del maestro... un lindo regalo acompañado de una linda dedicatoria. ¿Necesitas ayuda para escribirla?

Quizás puedas utilizar alguna de las siguientes frases para maestras:

1. "El sueño comienza con un maestro que cree en tí, que tira y empuja y te lleva a la próxima etapa, a veces pinchándote con una vara afilada llamada 'verdad'." (Dan Rather)

2. "Puedo olvidar mi primer amor de segundo grado pero nunca mi maestra favorita." (Fehl Dungo)

3. "Los mejores maestros enseñan desde el corazón, no desde el libro." (Autor desconocido)

4. "Un maestro es una brújula que activa los imanes de la curiosidad, el conocimiento y la sabiduría en los alumnos." (Ever Garrison)

5. "Todo lo que necesitaba saber, lo aprendí en el jardín de infantes." (Robert Fulghum)

Foto by U.S. Army

6. "Un maestro toma una mano, abre una mente y toca un corazón." (Autor desconocido)

7. "Lo que el maestro es, es más importante que lo que enseña." (Karl A. Menninger)

8. "Mejor que mil días de diligente estudio es un día con un gran maestro." (Proverbio japonés)

9. "Los maestros pueden cambiar vidas solo con la adecuada mezcla de tiza y desafíos." (Joyce A. Myers)

10. "Es el arte supremo del maestro despertar la alegría en la expresión creativa y el conocimiento." (Albert Einstein)

Un centro de mesa especial


Como ya todos saben, me encantan las frases! Las he coleccionado y conservado en una caja durante años. Publico una todas las semanas en el blog. Junté mis preferidas para mamás en un e-book.

Y ahora decidí darles un uso diferente: incluirlas en la decoración. Así es. Ahora mis frases son parte de un centro de mesa. Las tengo a mano, las puedo leer más a menudo (y no solo de vez en cuando), puedo tomar cada día una al azar...

Si eres una apasionada de las frases, estoy segura que esta idea te encantará. Simplemente imprimí las frases en varias hojas, las corté en tiritas, las enrollé y las coloqué en un recipiente transparente. La frase queda hacia el interior de cada rollito. Yo, siguiendo mi manía de reciclar, utilicé hojas que ya estaban impresas del otro lado (como ves en la foto), pero tú podrías usar otro tipo de papel o quizás hojas de diferentes colores.




Bonus: verás como todas las personas que llegan a tu casa se verán tentadas a tomar una frase para ver con qué se encuentran :)


Trucos para gastar menos en comida

 {feria de montevideo}

Hay meses en los cuales debemos apretar nuestros cinturones para hacer frente a gastos inesperados. Y una de las formas más inmediatas de hacerlo es reducir nuestros gastos en comida. A veces también ocurre que nos damos cuenta que estamos gastando más de lo que deberíamos o incurriendo con demasiada frecuencia en gastos innecesarios (léase delivery, salidas a comer o alimentos procesados), y es preciso reorganizarnos para volver a ajustarnos al presupuesto. Seguramente has pasado por alguna de estas situaciones :)

Personalmente, para reducir nuestros gastos en comida, suelo poner en práctica, con más ímpetu que de costumbre, los siguientes hábitos:

- Utilizar los sobrantes inmediatamente.

Cada vez que te sobre algo de comida piensa inmediatamente cómo puedes reutilizarlo. Si lo dejas en el refrigerador, sin un destino definido, seguramente terminará en la basura. Lo mejor es decidir inmediatemente en qué se convertirá: sopas, croquetas, tarta, hamburguesas...

Las croquetas, tortillas y hamburguesas son excelentes ideas para reciclar alimentos sobrantes como arroz, carnes, legumbres o verduras.

El arroz del día anterior mezclado con salsa bechamel, queso rallado, huevo y perejil puede transformarse en deliciosas croquetas. Es muy simple, con esa mezcla armas las bolitas, las pasas por pan rallado, luego por huevo batido, nuevamente por pan rallado y las llevas al horno (lamento no tener fotos).

Los restos de pescado mezclados con porotos sobrantes, huevo, perejil y curry hacen unas deliciosas hamburguesas como estas:
{hamurguesas de pescado y porotos con perejil y curry}

Un salteado de repollitos de bruselas (o cualquier otra verdura) con cebolla puede, agregándole queso y un par de huevos, convertirse en una deliciosa tarta.

Lo que más me gusta de cocinar con sobrantes es que son recetas irrepetibles. Nunca volverás a prepararlas con exactamente los mismos ingredientes ni cantidades, lo cual las hace únicas :)


- Preparar más comida casera.

{pan casero}

Es evidente, la comida hecha en casa es más económica (además de más sana y sabrosa) que la comida comprada. Además del pan y las masas para tartas caseras, he incursionado ultimamente en la preparación de mi propia, facilísima y deliciosa ricota:

{ricota casera}

¿Quieres intentarlo? No te llevará más de 30 minutos. Sigue estas instrucciones:

1. Mezclar 1 litro de leche tibia + pizca de sal + jugo de un limón
2. Esperar unos minutos.
3. Escurrir utilizando un paño fino unos 20 minutos.
4. ¡Listo! Utilizarla para untar o mezclada con espinaca en rellenos de pastas o tartas, ¡deliciosa!

Otras de mis recetas caseras favoritas:

- Flan casero

- Salsa de tomate (para pizza, pastas o dip).

- Jarabe de chocolate.


- Aprovechar los alimentos al máximo.

¡Cuántas veces tiramos partes de alimentos, principalmente frutas o verduras, que son perfectamente comestibles! Nos cuesta acostumbrarnos a utilizar las hojas de la remolacha, los tallos de la acelga o las cáscaras de naranja:

- 3 ideas para utilizar las hojas de remolacha.

- Cómo aprovechar las cáscaras de naranja, limón o mandarina.

- Cómo convertir el pan viejo en pan fresco o en pan rallado.


- Preparar platos económicos.

A la hora de pensar en el menú es conveniente incluir cada semana comidas rendidoras y preparadas con ingredientes baratos. Mis básicos son (para esta fría época del año): polenta con salsa de tomate, guisados (con lentejas, verduras y arroz), sopas y la infaltable pizza con mozzarella. También la torta básica de un huevo con sus mil variantes.

{ensalada de arroz, atún, huevo, tomate, lechuga y zanahoria}


- Comprar menos carne.

Reducir el consumo de carne es muy bueno para nuestro bolsillo. Por eso planifico algunas comidas vegetarianas a la semana. Mis platos preferidos sin carne son: pastas con salsa de tomate, pizzas, tartas de verduras, guisados con legumbres.

{guisado con lentejas y vegetales}

- Comer más en casa y menos afuera.

Evitar los restaurantes, así como también el delivery, y organizar más comidas en casa es una obligación al momento de controlar los gastos en la alimentación familiar.

Ahora es tu turno. ¿Cuáles son tus trucos para reducir tus gastos en comida?

Muchas ideas, poco tiempo: sígueme en Pinterest.



Actualmente mi fuente preferida de ideas e inspiración es Pinterest. Una red social para encontrar y organizar imágenes, que ha sido elegida por la revista Time como uno de los 50 mejores sitios web de 2011.

Allí encuentro recetas, ideas para decorar y organizar la casa, manualidades y todo tipo de cosas lindas. El problema es que las ideas son muchas y el tiempo para implementarlas es poco.

Sígueme en Pinterest para conocer las ideas y proyectos que están dando vueltas en mi cabeza (y no encontrarás aquí en el blog):

- Ideas fáciles para reciclar o reutilizar las cosas que tenemos en casa.

- Trucos para tener una casa organizada.

- Ideas para entretener y divertir a los más pequeños.

- Recetas simples, sanas y sabrosas.

- Ideas para decorar y disfrutar de las fiestas en casa.

- Frases, decálogos y reglas para recordar.

- Ideas tan simples como originales.

- Ideas para vestirme con estilo.

¿Te gustaría crear tus propias colecciones? Déjame un comentario con tu e-mail y con gusto te enviaré una invitación :)

3 disfraces muy fáciles para niños


Las mamás siempre tenemos (o deberíamos tener) un as bajo la manga. Incluso cuando leemos la siguiente frase en el cuaderno del cole de nuestros hijos: "Mañana, fiesta de disfraces".

En ese caso tenemos 2 opciones: utilizar (si es posible) el disfraz de la fiesta de fin de curso del año anterior o hacer uno rápidamente con los recursos que tenemos en casa.

Para este último caso, estas 3 ideas son excelentes. Seguro alguna de ellas te sacará de un apuro :)