Mi precaria técnica para lavar ropa


Yo no puedo quejarme de mi suegra (como hacen la mayoría de mis amigas). Es una persona amable y servicial que está siempre dispuesta a ayudarnos cuando lo necesitamos. La semana pasada la necesitábamos. Así que vino un día entero a echarnos una mano. Mientras yo cocinaba e iba de compras de un lado a otro, ella dobló ropa limpia, entretuvo al pequeño, barrió, lavó pisos...

El momento más estresante fue cuando se ofreció a ayudarme con la ropa para lavar. Me descolocó con una batería de preguntas: "¿Quieres que te jabone este delantal del colegio?; ¿En qué lo lavas?; ¿Quieres que te prepare la ropa para ponerla en el lavarropas?; ¿Ese pantalón, de pana, lo pones del derecho?"

Viéndome tan apabullada, resume todo el cuestionario en una sola, y turbadora, pregunta:

- “¿Cómo preparás la ropa para lavar?”

¿Preparar? No sabía que tenía que preparar la ropa para meterla en la lavadora. La única que necesita una preparación psicológica antes de lavar soy yo. No tengo un particular entusiasmo por lavar ropa a mano. Por lo tanto, cuando tengo que hacerlo, necesito prepararme mentalmente durante un par de días.

Mi técnica para lavar ropa se reduce a los siguientes puntos:

1. No tengo días fijos de lavado. Si está lindo soleado y/o ventoso prendo el lavarropas... con todo lo que tenga para lavar. Si no hay suficiente ropa sucia recorro la casa buscando toallas o cualquier prenda que pueda lavar para completar la carga. Me niego a prender el lavarropas con ½ carga.

2. No separo la ropa por colores. A veces ni siquiera por nivel de suciedad.

3. La mayoría de la ropa la coloco del revés. Si está muy sucia va del derecho.

4. Practicamente nunca reviso los bolsillos en busca de monedas, papeles, pañuelos, etc. Se supone que, al quitarse la ropa (o al dejarla para lavar), cada uno es responsable de revisar sus bolsillos. Lamentablemente, la única que conoce esta regla en la casa soy yo; por lo que no es raro encontrar botones, monedas o papel deshecho al finalizar el lavado.

5. Ropa no muy sucia = ecobolas

6. Ropa sucia = jabón líquido. Menos de la cantidad indicada. Siempre creo que indican más cantidad de la necesaria para gastar más producto y así poder vender más.

7. Ropa muy sucia = jabón líquido + quitamanchas.

8. Manchas = un poco de jabón en barra y… a lavar!

9. Ropa delicada = lavado a mano.

10. Trato de protegerla del sol. Siempre la tiendo del revés para evitar que se decolore.

Después de revisar mentalmente todos estos puntos, me limité a responder:

- Mejor después lo hago.
- Sí, mejor vamos a almorzar - contestó mi suegra. Y no volvió a mencionar el tema del lavado :)

Nuestros hijos nos miran todo el tiempo



Esta es la primera pieza en vídeo de la nueva campaña de valores que lanzó La Tele. Dura menos de un minuto y vale la pena verla. La premisa es que nuestros hijos nos miran todo el tiempo :)

3 e-books para amas de casa y mamás {mis favoritos}

Si estás leyendo este blog seguramente eres, al igual que yo, ama de casa y mamá. Y seguramente deseas simplificar tu vida y optimizar tu tiempo para hacer aquello que te apasiona y, al mismo tiempo, ocuparte de tu casa y de tu familia.

Por eso me gustaría recomendarte 3 e-books que no puedes dejar de leer. Están escritos (en inglés) por 3 mujeres, amas de casa, mamás, blogueras y emprendedoras que disfrutan de su trabajo y de su familia. Te aseguro que aprenderás mucho de ellas.


1. "Simple blogging" de Rachel Meeks.

Fue el primer e-book que compré a través de internet. Sin dudas, una de las mejores inversiones. Está lleno de consejos prácticos, no solo para optimizar tu tiempo on line, sino también off line.

Descubrirás cómo hacer para gestionar un blog, cientos de mails; navegar en internet; participar en Facebook, en Twitter o en Pinterest... sin descuidar tu casa y tu familia.

En palabras de Rachel: "... estás luchando por encontrar tiempo para hacerlo todo, este libro es para tí."



2. "One Bite at a Time" de Tsh Oxenreider.

En 169 páginas encontrarás 52 ideas para simplificar tu vida. Una excelente guía para poner orden en tu mente y en tu hogar. Está presentado en forma tan simple que me motivó a poner en práctica algunas ideas que ya había leído en el blog de Tsh pero no había encontrado tiempo para ponerlas en práctica.

Las ideas están organizadas en categorías. Cada una cuenta con espacio para notas. Encontrarás links para profundizar en los temas que más te interesen.

Según su autora: "¿Quieres simplificar pero no sabes por dónde empezar? One bite at a Time es un libro que te trae 52 ideas para simplificar tu vida. Puedes hacerlas en cualquier orden, a tu propio ritmo y adaptarlas a tus necesidades."



3. "How to have your cake and eat it, too" de Mandi Ehman.

Estoy leyéndolo en estos días :) Está escrito para todas las madres que alguna vez se han preguntado si es posible seguir sus pasiones mientras se ocupan de su familia y de su casa.

Comienza así: "Gran parte de los consejos de gestión del tiempo y productividad para mamás se centra en lo que no podemos tener. Nos dice que como madres no podemos tenerlo todo, que tenemos que aceptar esta etapa de la vida y debemos postergar nuestros sueños y aspiraciones para otro momento. No estoy de acuerdo."


Puedes comprar cualquiera de ellos a través de Paypal y descargarlos inmediatamente. Recuerda que si los compras a través de los links de este blog estarás apoyando también a {Ama de Casa y Mamá}. ¡Gracias!