10 tips de un ama de casa y mamá ecológica

Una vida sana, para mí, es respirar aire limpio, beber agua libre de contaminantes, comer alimentos saludables... Por eso creo que proteger el planeta es proteger la salud de mi familia. Aunque no lo creas, todas tus acciones y decisiones afectan el medio ambiente. Y algunos pequeños hábitos cotidianos pueden tener un gran impacto en nuestra salud y en la conservación de nuestro planeta.

¿A tí también te procupa la salud de tu familia? Entonces seguramente te interesa el cuidado del medio ambiente y te gustará saber cómo tratamos en casa de cuidar a diario los recursos que la Tierra nos ofrece:


1. No arrojamos NINGÚN residuo en la vía pública, NUNCA. Lo tiramos en las papeleras o lo guardamos en el bolso hasta que llegamos a casa.

2. Evitamos al máximo las bolsas plásticas. Estas bolsas tardan entre 400 y 1000 años en degradarse. Cuando vamos a hacer las compras utilizamos un carrito.


3. Cocinamos en casa. El 90% de nuestra comida es casera. De esta forma evitamos los empaques y sabemos exactamente qué estamos comiendo.


4. Reutilizamos envases, papeles, bolsas, y todo lo que sea posible. Siempre puedes darle a los objetos un nuevo uso. Los frascos de vidrio resultan muy prácticos para guardar los comestibles (arroz, cereales, harina, galletas). Los recipientes plásticos son útiles para conservar alimentos en el freezer o refrigerador. Las cajas, ideales para guardar juguetes. Y las bolsas de tiendas (de plástico o papel) se pueden utilizar una y otra vez.

5. Utilizamos eco-bolas para el lavado de la ropa. Evitamos así el uso de jabón y suavizante.


6. Recogemos el agua de la lavadora (40 litros!!) para usarla en la limpieza o para regar las plantas. Al no utilizar jabón ni suavizante, el agua no contiene residuos químicos.

7. Usamos productos de limpieza caseros, no tóxicos. ¿Quieres probar? Sustituye el limpia-vidrios por una mezcla de agua (2 tazas), vinagre de alcohol (1/4 taza) y algunas gotas de tu aceite esencial preferido (este ingrediente es opcional). Colocas esta mezcla en un atomizador, rocías los vidrios y espejos y luego les pasas un paño seco.


8. Tenemos nuestra propia huerta orgánica. Cuando vivíamos en apartamento cultivávamos en macetas; hoy lo hacemos en el jardín. Plantamos morrones, perejil, lechugas, tomates, remolachas, hierbas aromáticas...

{morrón de nuestra huerta}

9. Tiramos las pilas en desuso en los contenedores especialmente destinados para ello.

10. Todas nuestras lámparas son de bajo consumo.

Podríamos hacer mucho más, lo sé, pero por algo se empieza. ¿Qué haces tú (o qué podrías hacer) para lograr un ambiente más sano y cuidar nuestro planeta cada día?


Sé feliz... o al menos, inténtalo!

¿Hay algo mejor cuando estamos desanimados que encontrarnos (por casualidad) con una una frase o un vídeo que nos hace sonreir y nos levanta el ánimo? Eso fue precisamente lo que me ocurrió hoy cuando descubrí una nueva seguidora en mi cuenta de Twitter: Anna Fortea, Coach por vocación. Visité su blog, y allí encontré un post titulado Sé feliz!!!!, en el cual compartía este vídeo:


¡Espero que lo disfrutes y qué tengas un día estupendo!

Otra noticia que me hace mucha ilusión es contar ya con 100 seguidores en el blog. Me alegra mucho que cada vez seamos más amas de casa y mamás compartiendo consejos y experiencias para simplificar nuestras vidas y disfrutar más de nuestras familias. Recuerda que también puedes suscribirte vía mail o RSS o seguirme en Facebook. ¡Gracias!