El arte de agregar huevos

Imagínate que estás preparando una torta. Ya tienes la mezcla de azúcar con la manteca o el aceite. Agregas el huevo y... ¡ahhh, estaba en mal estado! No queda más remedio que tirar todo y comenzar de nuevo. Un desperdicio de tiempo e ingredientes.

Para evitar estos disgustos, cada vez que una receta indique "agregue un huevo" nunca lo hagas directamente. Colócalo primero en otro recipiente, y una vez que compruebes que está en buen estado lo mezclas con el resto de los ingredientes.

Foto: Flickr (Natalia)

3 comentarios:

  1. Y lo peor (con ser malo) no es empezar de nuevo, lo peor es que se pierde toda la comida que ya tuvieras en el recipiente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. oye, que buen consejo... la verdad que nunca lo había pensado!!!

    ResponderEliminar
  3. hola, recién conozco el blog, por eso el comentario taan atrasado. Pero, algo que puedes hacer es comprobar el estado de los huevos con tiempo, Sumérgelos en un recipinte lleno de agua (ollita,vaso grande,etc)y si no llegan a tocar fondo, si flotan, es que están en mal estado.Así te evitas la sorpresa de tener que salir a comprar en el momento!!

    ResponderEliminar