Cómo enfrentar los días difíciles (sólo para mamás)

Estoy convencida, todas las madres tenemos días difíciles. Me refiero a esos días en los que estamos agotadas, abrumadas, irritables, desanimadas. Todo nos agobia y nos sentimos incapaces de hacernos cargo de la casa, los niños (que parecen estar incontrolables), el trabajo, etc, etc. Exactamente así me sentí la semana pasada. Puedo decir que ha sido, no un día, sino "una semana difícil". ¿El motivo? Volver a casa y a la rutina familiar después de 10 días de vacaciones.

En este caso, la situación me tomó desprevenida y no la manejé como me hubiera gustado. Pero hay algunas estrategias que me han ayudado a sobrellevar otros días difíciles:
  • Habla con otras mamás.
    Las charlas con amigas, aunque sean telefónicas, ayudan a desconectarte y recordarte que todas las mamás tenemos días difíciles... y que son pasajeros.

  • No seas tan exigente contigo misma.
    Reduce tus tareas diarias a lo básico e imprescindible. ¿Es extremadamente necesario planchar toda esa pila de ropa? Entonces no lo hagas. Concéntrate en una tarea importante en el día. Así te asegurarás la satisfacción del logro cumplido y evitarás la frustración de las tareas pendientes. Y simplifica todas las actividades que puedas. Si no tienes ganas de cocinar, compra comida comprada (y no te preocupes, será solo por estos días).

  • Más tiempo de televisión y computadora para los niños.
    Si habitualmente tratas de restringir el tiempo que dedican los niños a ver televisión o jugar en la computadora, sería conveniente que durante estos días seas más permisiva. Déjalos que pasen más tiempo con estos juegos y videos. No te sientas culpable. Será mejor para todos; ellos estarán entretenidos y tú tendrás más tiempo para relajarte o descansar. Seguramente cuando pase la tormenta compensarán esos minutos con otras actividades.

  • Distráete haciendo algo que te guste.
    Aprovecha la siesta o los minutos de televisión para realizar cualquier actividad que te ayude a relajarte y despejar la mente: leer, meditar, hacer ejercicio, escuchar música, caminar, hacer manualidades...

  • Descansa más.
    Si no has descansado bien, tendrás menos energía para enfrentar el día. Así que lo mejor que puedes hacer es irte a la cama más temprano. Si no puedes dormir toda la noche de corrido porque tus niños aun son pequeños, aprovecha los momentos que duermen durante el día y descansa tú también.
¿Cómo enfrentas los días difíciles? ¿Tienes algún consejo?

Foto: Flickr (Guide to Beauty)

5 comentarios:

  1. Yo recomiendo REIR, pero reirte a carcajadas!!!! busca una pelicula comica, platicar con las amigas de cosas sin importancia, no abrumarnos con mas platica de problemas.

    El fin de semana la pase genial jugando con mis primas, viendo videos graciosos y me siento super bien mejor que si hubiera ido a un spa

    ResponderEliminar
  2. Hola Carmen!
    Voy a ver si pongo en práctica tu sugerencia... parece una excelente terapia :)

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que lo que mejor me sienta es dejar de lado cosas innecesarias (como tu has dicho por ejemplo planchar), e irme a dar una vuelta, pasear con el niño y por que no, darme un capricho,irme a un centro de estetica, unos cuantos potingues en la cara, un masajito.. ayyyy que ya voy necesitando algo de eso!!!!

    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Café y Chocolate! ¡Bienvenida!
    Uuuy, masajes, una visita a la cosmetóloga... también estoy necesitando algo de eso!!

    ResponderEliminar
  5. el problema es cuando te pasa seguido jaja pero si, son cosas que todas pasamos.. Por lo gral. una siempre se siente en deuda cuando no llegamos a hacer tooodo lo que nos proponemos, y ese sentimiento de sentir que defraudas a los demas es horrible! pero bueno, siempre que llovio paro..no?

    ResponderEliminar