Feliz Navidad y Año Nuevo

"La Navidad es un momento de magia y encuentros, solo si así lo decidimos. Démosnos el mejor regalo en esta fecha: disfrutar de la compañía de los demás y vivir el momento!" (Viviana Sosman)

Esta semana, además de tooodo lo que tienes que hacer, deberías reservarte unos minutos para leer este excelente atículo de la psicóloga Viviana Sosman con sugerencias para disfrutar de la Navidad.

Además, como probablemente este sea el último post de 2011, me gustaría compartir una frase de Ellen Goodman para comenzar el nuevo año con una actitud renovada:

"Pasamos el 1 de enero caminando a través de nuestras vidas, habitación por habitación, haciendo una lista de trabajos a realizar, grietas a reparar. Tal vez este año, para equilibrar la lista, deberíamos caminar por las habitaciones de nuestras vidas... no en busca de defectos, sino en busca de potencial." (Ellen Goodman)

¡Feliz Navidad y próspero Año Nuevo!

Decoración de Navidad bonita y barata

Decorar la casa para Navidad no tiene que ser costoso ni complicado. Tijera, pegamento, papeles y cartulinas de colores es suficiente para lograr unos lindos adornos navideños. El año pasado compartí 2 ideas sencillas para adornar la casa reutilizando diferentes objetos. Este año me han atrapado las manualidades hechas en papel y/o cartulina.

Me gustan por varios motivos:

- son fáciles de realizar: no demandan ni mucho tiempo ni mucho esfuerzo.
- son económicas: se utilizan materiales que habitualmente tenemos en casa (papeles, cartulinas, cintas, etc.).
- son lindas para dar a la casa un toque navideño.
- los niños pueden ayudar a realizarlas, y pasar así un rato agradable y entretenido.

Mira qué bonitas estas ideas:














¿Ya has definido tus objetivos para 2012?


Entre todos mis papeles y apuntes he encontrado un par de hojas escritas (por mí) ¡a máquina! en el siglo pasado. Se trata de un artículo de la revista Cosmopolitan del año 1997. Su autora es Micaela Meyer y se titula "50 maneras de simplificar tu vida".

El consejo Nº 28, muy apropiado para esta época del año, dice así:

Empieza cada nuevo año con objetivos definidos.


Lo importante es que te marques objetivos claros y realizables para evitar broncas y frustraciones. Vuélcalos en una agenda o planificador anual y márcalos con distintos colores, según el rubro al que pertenezcan: trabajo, pareja, carrera, amigos.

El año pasado me plantée, para 2011, un objetivo principal. ¿Lo recuerdas? Si no, puedes leerlo aquí. Este año pretendo ser más específica. En uno de mis cuadernos de notas estoy escribiendo, bajo el título "Proyectos 2012", los proyectos que me gustaría comenzar (y, si es posible, finalizar) el próximo año.

Mi lista no está terminada aun, pero incluye, desde "realizar actividad física" hasta "hacer los delantales con la tela que compré hace más de un año". Pretendo que este registro de mis planes me ayude a ser más eficaz durante el año y a sentir, luego de 12 meses, que he tenido un año productivo.

Si no eres amante de las listas, una forma muy gráfica de representar tus objetivos para el próximo año son los mind maps o mapas mentales. Fíjate en este ejemplo:



Y tú, ¿ya has definido tus objetivos para 2012?

Mi precaria técnica para lavar ropa


Yo no puedo quejarme de mi suegra (como hacen la mayoría de mis amigas). Es una persona amable y servicial que está siempre dispuesta a ayudarnos cuando lo necesitamos. La semana pasada la necesitábamos. Así que vino un día entero a echarnos una mano. Mientras yo cocinaba e iba de compras de un lado a otro, ella dobló ropa limpia, entretuvo al pequeño, barrió, lavó pisos...

El momento más estresante fue cuando se ofreció a ayudarme con la ropa para lavar. Me descolocó con una batería de preguntas: "¿Quieres que te jabone este delantal del colegio?; ¿En qué lo lavas?; ¿Quieres que te prepare la ropa para ponerla en el lavarropas?; ¿Ese pantalón, de pana, lo pones del derecho?"

Viéndome tan apabullada, resume todo el cuestionario en una sola, y turbadora, pregunta:

- “¿Cómo preparás la ropa para lavar?”

¿Preparar? No sabía que tenía que preparar la ropa para meterla en la lavadora. La única que necesita una preparación psicológica antes de lavar soy yo. No tengo un particular entusiasmo por lavar ropa a mano. Por lo tanto, cuando tengo que hacerlo, necesito prepararme mentalmente durante un par de días.

Mi técnica para lavar ropa se reduce a los siguientes puntos:

1. No tengo días fijos de lavado. Si está lindo soleado y/o ventoso prendo el lavarropas... con todo lo que tenga para lavar. Si no hay suficiente ropa sucia recorro la casa buscando toallas o cualquier prenda que pueda lavar para completar la carga. Me niego a prender el lavarropas con ½ carga.

2. No separo la ropa por colores. A veces ni siquiera por nivel de suciedad.

3. La mayoría de la ropa la coloco del revés. Si está muy sucia va del derecho.

4. Practicamente nunca reviso los bolsillos en busca de monedas, papeles, pañuelos, etc. Se supone que, al quitarse la ropa (o al dejarla para lavar), cada uno es responsable de revisar sus bolsillos. Lamentablemente, la única que conoce esta regla en la casa soy yo; por lo que no es raro encontrar botones, monedas o papel deshecho al finalizar el lavado.

5. Ropa no muy sucia = ecobolas

6. Ropa sucia = jabón líquido. Menos de la cantidad indicada. Siempre creo que indican más cantidad de la necesaria para gastar más producto y así poder vender más.

7. Ropa muy sucia = jabón líquido + quitamanchas.

8. Manchas = un poco de jabón en barra y… a lavar!

9. Ropa delicada = lavado a mano.

10. Trato de protegerla del sol. Siempre la tiendo del revés para evitar que se decolore.

Después de revisar mentalmente todos estos puntos, me limité a responder:

- Mejor después lo hago.
- Sí, mejor vamos a almorzar - contestó mi suegra. Y no volvió a mencionar el tema del lavado :)

Nuestros hijos nos miran todo el tiempo



Esta es la primera pieza en vídeo de la nueva campaña de valores que lanzó La Tele. Dura menos de un minuto y vale la pena verla. La premisa es que nuestros hijos nos miran todo el tiempo :)

3 e-books para amas de casa y mamás {mis favoritos}

Si estás leyendo este blog seguramente eres, al igual que yo, ama de casa y mamá. Y seguramente deseas simplificar tu vida y optimizar tu tiempo para hacer aquello que te apasiona y, al mismo tiempo, ocuparte de tu casa y de tu familia.

Por eso me gustaría recomendarte 3 e-books que no puedes dejar de leer. Están escritos (en inglés) por 3 mujeres, amas de casa, mamás, blogueras y emprendedoras que disfrutan de su trabajo y de su familia. Te aseguro que aprenderás mucho de ellas.


1. "Simple blogging" de Rachel Meeks.

Fue el primer e-book que compré a través de internet. Sin dudas, una de las mejores inversiones. Está lleno de consejos prácticos, no solo para optimizar tu tiempo on line, sino también off line.

Descubrirás cómo hacer para gestionar un blog, cientos de mails; navegar en internet; participar en Facebook, en Twitter o en Pinterest... sin descuidar tu casa y tu familia.

En palabras de Rachel: "... estás luchando por encontrar tiempo para hacerlo todo, este libro es para tí."



2. "One Bite at a Time" de Tsh Oxenreider.

En 169 páginas encontrarás 52 ideas para simplificar tu vida. Una excelente guía para poner orden en tu mente y en tu hogar. Está presentado en forma tan simple que me motivó a poner en práctica algunas ideas que ya había leído en el blog de Tsh pero no había encontrado tiempo para ponerlas en práctica.

Las ideas están organizadas en categorías. Cada una cuenta con espacio para notas. Encontrarás links para profundizar en los temas que más te interesen.

Según su autora: "¿Quieres simplificar pero no sabes por dónde empezar? One bite at a Time es un libro que te trae 52 ideas para simplificar tu vida. Puedes hacerlas en cualquier orden, a tu propio ritmo y adaptarlas a tus necesidades."



3. "How to have your cake and eat it, too" de Mandi Ehman.

Estoy leyéndolo en estos días :) Está escrito para todas las madres que alguna vez se han preguntado si es posible seguir sus pasiones mientras se ocupan de su familia y de su casa.

Comienza así: "Gran parte de los consejos de gestión del tiempo y productividad para mamás se centra en lo que no podemos tener. Nos dice que como madres no podemos tenerlo todo, que tenemos que aceptar esta etapa de la vida y debemos postergar nuestros sueños y aspiraciones para otro momento. No estoy de acuerdo."


Puedes comprar cualquiera de ellos a través de Paypal y descargarlos inmediatamente. Recuerda que si los compras a través de los links de este blog estarás apoyando también a {Ama de Casa y Mamá}. ¡Gracias!

Ideas para crear un hogar feliz

¿A quién pedirías consejos para crear un hogar más feliz? ¿Un psicólogo? ¿Una amiga? ¿Gretchen Rubin?

Leyendo el libro "100 maneras de construir la autoestima y enseñar valores" encontré 24 ideas para crear un hogar feliz presentadas por NIÑOS. Así es. Las autoras del libro sugieren, a los padres que participan en sus talleres, realizar a sus hijos la Entrevista Hogar Feliz. De esta forma, los padres recurren a sus propios hijos para conocer sus opiniones sobre cómo es un hogar feliz y qué cosas hacen a un hogar feliz... y luego ponerlas en práctica :)

He aquí algunas de las respuestas obtenidas:

"Cuando llego a casa, mi mamá y mi papá me abrazan mucho.
Ahí es cuando mi hogar se siente más feliz!"
(Nora, 8 años)



"Mi hogar es feliz cuendo mi mamá enciende velas mientras cenamos." (Harvey, 10 años)



"Me gusta cuando mi mami cepilla mi cabello durante un largo rato y me canta canciones antes de dormir." (Beth, 4 años)



"Mi mamá se sienta y me mira y sonríe a veces cuando mi casa está feliz." (Kalenda, 4 años)



"Me gusta cuando cocinamos juntos algo sabroso (como galletitas o pan) y la casa huele delicioso." (Robert, 9 años)



"Las casas felices tienen grandes baños de burbujas para niños, en los cuales ellos pueden estar hasta que todas las burbujas se han ido." (Lauren, 7 años)


¿Has preguntado a tus hijos cuál es su idea de un hogar feliz? Seguramente las respuestas te sorprenderán :)

Si pudiera criar a mi hijo otra vez...

Diana Loomans publicó este poema en su libro "100 maneras de construir la autoestima y enseñar valores". Los periódicos New York Times y The Denver Post lo denominaron "el poema del año". Y la revista Good Housekeeping, "uno de los poemas más importantes jamás escritos".

Puedes hacer click en la imagen para verlo en mayor tamaño :)

Organizar la alacena con etiquetas

Esta semana llegó el momento de terminar con una eterna tarea pendiente que estuve postergando durante mucho tiempo: etiquetar los frascos de la alacena.

Hace meses que estaba pensando en cuánto me gustaría tener una despensa tan organizada como esta:

O esta:



O esta otra:


Así que ayer me decidí y en menos de una hora estaban las etiquetas diseñadas, impresas, recortadas y pegadas en los frascos...

Ahora ya puedo presumir de mi propia alacena organizada con etiquetas :)

{Ama de Casa y Mamá}

¿Quieres hacer lo mismo con tus frascos? Una hoja, una tijera y cinta adhesiva es todo lo que necesitas. Si te gustó mi diseño, pásame tu e-mail y te envío las etiquetas listas para imprimir :)

El placer de regalar sin gastar de más


Hasta el momento solo había escrito 2 posts sobre regalos. Uno con ideas originales de regalos para niños; y otro con la idea de que menos regalos se disfrutan más. Ninguno hablando sobre cómo organizar la compra de regalos para controlar los gastos, optimizar nuestro tiempo y disfrutar en el proceso.

Comprar regalos no debería ser algo hecho por obligación, a último momento. Tampoco debería ser un problema para tu presupuesto. Por eso debes planificar la compra de regalos para que, sin invertir demasiado tiempo ni dinero, todos reciban el suyo en tiempo y forma.

Aquí van 5 tips que pueden ayudarte:

1. Lista de cumpleaños.

Para no olvidar ninguna fecha importante es imprescindible tener un calendario donde anotar los cumpleaños de todas las personas a las que quieres (o debes) hacer un regalo.

Tengo un calendario perpetuo en el que voy agregando cada nuevo cumpleaños. Además, al comienzo de cada año anoto todas estas fechas en mi agenda para no olvidar ninguna.

2. Presupuesto definido.

No hay nada más lindo que hacer un BUEN regalo. Lo cual no significa necesariamente que sea costoso. Un BUEN regalo es el objeto perfecto para esa persona en ese momento.

Cada año definimos la cantidad máxima de dinero que gastaremos en cada regalo. Habitualmente es un poco más que el año anterior. Cuando vamos a la tienda pedimos directamente que nos enseñen regalos de determinado valor. No tengas vergüenza, de otra forma los vendedores comenzarán enseñándote los más costosos.

De esta manera evitas perder tiempo mirando objetos de mayor valor que no vas a comprar; y también evitas entusiasmarte con alguno de ellos y terminar gastando más de la cuenta.

3. Compras mensuales.

Puedes agrupar los cumpleaños en forma mensual o bimestral (según la cantidad de personas que sean). Así, si tienes 3 cumpleaños de niños este mes, en vez de hacer 3 viajes a la juguetería, vas solo un día y compras todos los regalos que necesitas para las próximas semanas.

Personalmente trato de destinar un día para comprar los próximos 3 ó 4 regalos que necesito, lo cual a veces abarca 2 meses.



4. Aprovechar las ofertas.

Cuando veas una buena oferta piensa en los próximos regalos que debes hacer. Si te parece que es ideal para alguno de ellos (aunque falten 2 meses)... cómpralo! Los días pasan muy deprisa; cuando te des cuenta llegará el día del cumpleaños y estarás satisfecha de haber hecho esa compra.

5. Planilla de regalos.

Como he mencionado, se trata de una planilla digital en la cual anoto los regalos que le hago, cada año, a cada persona. Es una gran ayuda al momento de pensar en nuevos regalos, ya que de otra forma no podría recordar qué le he regalado a cada uno.

Esta planilla tiene muchas ventajas, pero creo que la principal es precisamente evitar obsequiar algo que ya hemos regalado... una situación muy incómoda :)

Puedes hacerla tan detallada como quieras. Yo, además del nombre y el regalo, agrego también:

- el precio para conocer luego cuál ha sido el gasto total en regalos durante ese año.

- la edad de la persona para tener ideas de obsequios según edad (siempre resulta útil).

Tú puedes agregar tantos datos como quieras: el lugar donde lo compraste, la marca y cualquier otro detalle que creas necesario.

6. Escuchar a los demás.

Cada vez que hables con alguien presta atención a sus gustos e intereses. Anota mentalmente sus preferencias. Y cuando llegues a casa anótalas en la planilla. Verás que cuando llegue la hora de pensar en su regalo tendrás muchas buenas ideas, que no se te hubieran ocurrido si no hubieras estado atenta a lo que esa persona quiere o necesita. No repetirás más la frase "no sé qué regalarle".

¿Cómo organizas la compra de regalos? ¿Te resulta difícil controlar los gastos?

El invierno es el momento para el hogar

Por aquí está llegando el invierno. Y estos primeros días de junio han sido realmente muy fríos. Hemos estado más en casa, pero menos en internet. Hemos comido más chocolate y menos ensalada.

He estado distraída (léase "entregada a la vida licenciosa y desordenada"). Ocupada en tareas que no tienen que ver con escribir y publicar nuevos contenidos en el blog.

¿Quieres saber qué he estado haciendo?

- Intentando hacer cupcakes.


- Haciendo pan rallado.

- Saboreando miel.

- Cuidando mi huerto.


- Tratando de comer más sano.

- Actualizando la planilla de regalos. Aunque suene extraño tengo una planilla en la cual anoto los regalos que le hago, cada año, a cada persona. Me resulta muy útil para recordar qué le he regalado a cada uno. Además es una gran ayuda al momento de buscar ideas para nuevos regalos.

Como ves, he estado ocupándome más de mi hogar y menos de mi blog.

Ya lo dijo la poetisa británica Edith Sitwell:

"El invierno es el momento para el confort, la buena comida y la calidez, para el toque de una mano amiga y una charla junto al fuego: es el momento para el hogar."

Nueva forma de gestionar las tareas de la casa

Una pila de ropa sucia, una biblioteca desordenada o un refrigerador a punto de colapsar. ¿Cuál de estas situaciones te atormenta más? Eso es lo primero que debes hacer mañana (o, si puedes, hoy mismo).

Quitarme de encima la tarea que más me molesta es mi nueva forma de gestionar las tareas de la casa. Decidí implementarla cuando, por diferentes motivos, no lograba cumplir con mi plan de limpieza. Mi lista de tareas pendientes era tan extensa que no comenzaba ninguna de ellas o trataba de realizarlas todas al mismo tiempo.

Entonces opté por probar una nueva estrategia... y me ha dado buen resultado. Ya no tengo un día fijo para lavar los pisos o quitar el polvo de la biblioteca. Ahora, cada noche tomo nota mentalmente de las tareas de la casa que debo realizar (limpiar vidrios, planchar, ordenar, etc.) y elijo una de ellas para hacer al día siguiente. ¿Cuál? La que más me fastidie tener pendiente.

Es así de simple. No siempre tener un plan de limpieza estructurado es la mejor opción para mantener una casa limpia y ordenada.

¿Cuál es tu estrategia en estos días para cumplir con las tareas de la casa?

11 frases para mamás {mis favoritas}


1.
"Disfruta de las pequeñas cosas, pues algún día puedes mirar atrás y darte cuenta que ellas eran las grandes cosas" (Robert Brault)


2. "Las buenas madres viene en muchos estilos. No tienes que ser perfecta para ser una buena madre." (MotherStyles.com)


3. "Los días son largos, pero los años pasan rápido." (G. Rubin)


4. "Nunca encontrarás tiempo para nada. Si quieres tiempo debes hacértelo." (Charles Bryton)


5. "No te preocupes si te sientes triste de vez en cuando. Es la forma que tiene la naturaleza de decirte que descanses y reflexiones." (Chin-Ning Chu)


6. "Piensa qué quieres que la gente recuerde de tí y actúa en consecuencia." (Barb Rogers)




7. "No te preocupes de que los niños nunca te escuchan; preocúpate de que están siempre observándote." (Robert Fulghum)


8. "Ámame cuando menos lo merezca, ya que es cuando más lo necesito." (Proverbio chino)


9. "Un hijo es una pregunta que le hacemos al destino." (José María Pemán)




10. "Preocúpate, no por lo que está bien y lo que está mal, sino por lo que es importante." (Autor desconocido)


11. "Mientras tratamos de enseñar a nuestros hijos todo sobre la vida, ellos nos enseñan qué es la vida." (Angela Schwindt)


3 listas que me ayudan a organizarme

Como muchas de ustedes ya saben, "tengo un serio romance con las listas de tareas pendientes..." Aunque podría decir que esta obsesión va un poco más allá de las tareas pendientes. Abarca todas las cosas que tengo, debo o me gustaría hacer, comprar o tener.

Además de la lista del supermercado, actualmente tengo otras 3 listas muy, pero muy, importantes:

1. Lista de Tareas pendientes.

Es un cuaderno en el cual anoto absolutamente todo lo que tengo que hacer. Desde comprar un regalo hasta mandar un mail. Ya comenté antes que, de esta forma, me siento más relajada, sé que todo lo que tengo que hacer está allí y no dando vueltas en mi cabeza. Puedo concentrarme tranquilamente en una tarea, ya que no hay forma que olvide las demás.

2. Lista de Libros que quiero leer.

Leer y recorrer librerías son 2 de mis actividades favoritas. Cada vez que veo un libro interesante escribo su título y autor en una hoja de mi cuaderno de tareas pendientes. Cuando tengo la oportunidad de comprarme un libro, reviso la lista y, generalmente, elijo 1 de esos. Algunos de los que están actualmente en mi lista son: Cuando sea feliz (de Mónica Esgueva), Nadie es perfecto (de Alice Domar) y Lo que hacen las madres (de Naomi Stadlen).

3. Lista de Cosas que me gustaría comprar.

En una pequeña libreta anoto todo lo que me gustaría comprar. Comencé a hacerlo porque (por razones obvias) no siempre puedo comprar lo que quiero. Además, no siempre encuentro exactamente lo que deseo comprar. Esta lista resulta muy útil para evitar compras impulsivas, ya que da tiempo de pensar 2 veces (o más) antes de comprar algo. A veces, al revisarla, descubro que hay cosas que ya no quiero tener. Me ha ayudado a evitar muchas compras inútiles o innecesarias. La última compra fue un botiquín para las medicinas. Y algo que quiero comprar hace mucho tiempo, pero no encuentro uno que realmente me guste, es un especiero.

Como ves, cada una tiene su propósito; y yo disfruto haciéndolas y, sobre todo, tachándolas. Me hacen la vida más simple y me ayudan a organizarme. ¿Y tú? ¿Sueles tener listas para organizarte?

La mejor forma de aromatizar tu casa

¿Te gusta que tu casa huela rico? Entonces voy a contarte un secreto: la mejor forma de aromatizar tu hogar es... cocinar! Sí, preparar una rica torta, un pan casero o unas medialunas de queso es mi truco preferido para lograr que un agradable aroma invada toda la casa.

Torta con manzanas, avena y canela


Otra de mis recetas favoritas: torta con manzanas, avena y un toque de canela. ¡Deliciosa!

Ingredientes:


10 cucharadas de aceite
2 huevos
1 taza de azúcar
1 chorrito de esencia de vainilla
1 y 3/4 tazas de harina
1/4 taza de avena
1 pizca de sal
1 pizca de canela
1 cucharada de polvo de hornear
3/4 taza de leche
3 manzanas
Azúcar para espolvorear

Pasos:

1. Mezclar el aceite con los huevos.
2. Agregar el azúcar y la esencia de vainilla. Mezclar.
3. Aparte mezclar la harina con la avena, sal, canela y polvo de hornear.
4. Ir agregando esta mezcla a la anterior, alternando con la leche.
5. Pelar las manzanas, cortarlas en trozos pequeños y agregarlas a la preparación.
6. Verter la mezcla en una tortera aceitada (o enmantecada) y enharinada.
7. Cocinar en horno moderado 30 minutos aproximadamente.

¡A disfrutar!

Mamá multitarea: ¿positivo o negativo?


Pensé que sería buena idea doblar la ropa limpia mientras miraba la TV. En ese momento mi hijo pidió arroz con leche. Decidí aprovechar, mientras preparaba el arroz con leche, para cocinar la pasta para el almuerzo del día siguiente. En ese momento llegó mi esposo; así que en tanto trataba de entablar una conversación con él, continuaba doblando ropa, tratando de no recocer la pasta y vigilando el arroz con leche que finalmente terminó derramándose sobre la cocina.

En unos minutos, y sin proponérmelo, me encontré realizando 5 tareas simultáneamente. Y no todas con el resultado esperado. Seguramente a tí te ocurre lo mismo a diario, ¿verdad que sí?

Las amas de casa y mamás solemos creer que haciendo varias cosas a la vez aprovechamos mejor el tiempo. Últimamente he comprobado que soy más eficiente y productiva si me concentro en una tarea a la vez. Así es, cuando intento hacer muchas cosas al mismo tiempo termino más cansada e irritable... y con más de una tarea sin terminar.

Por eso, he implementado algunas estrategias para evitar la frustración y el agotamiento de ser una mamá multitarea las 24 horas:

Tener una lista de tareas pendientes.

Solía anotar en mi agenda las tareas más importantes que debía realizar cada semana. Pero desde hace algún tiempo comencé a escribir en un cuaderno absolutamente TODAS las tareas que debo realizar. De esta forma me siento más relajada, sé que todo lo que tengo que hacer está allí y no dando vueltas en mi cabeza. Puedo concentrarme tranquilamente en una tarea, ya que no hay forma que olvide las demás.


Agrupar tareas similares.

Hay tareas que pueden realizarse en forma simultánea para ahorrar tiempo, sin resultar estresante. Mirar TV mientras doblo ropa limpia o mientras cocino. A propósito, ¿recuerdas todo lo que puedes hacer en la cocina en 1 minuto (o menos)?


Priorizar.

Es una buena idea identificar qué es lo más importante en cada momento, aquellas tareas que merecen nuestra total atención. Por ejemplo, ¿es necesario que respondas el teléfono si estás cambiando pañales o bañando a tu hijo? Quizás puedas dejar que responda la contestadora y, si es importante, devuelves la llamada luego (dándole el tiempo y la atención que esa persona se merece).

Si tú también sientes que no logras terminar ninguna tarea, estás frustrada y agotada quizás deberías probar con estos consejos. ¿Qué opinas?

PD: De todas formas, es frecuente encontrarme en casa hablando por teléfono mientras trato de ordenar la casa, revisar los mails y darle la merienda a mi pequeño :)

Medialunas de queso caseras

Día feriado, frío, lluvioso... ¿Qué tal intentar preparar las clásicas medialunas de queso en la máquina de hacer pan? ¡Vamos!

Ingredientes:
1/2 taza de leche tibia
1/2 cucharadita de sal
4 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de manteca derretida (olvidé agregársela... quedó dentro del microondas)
1 huevo ligeramente batido
2 y 3/4 tazas de harina
1 cucharada de levadura

Pasos:

1. Colocar los ingredientes, en ese orden, en la panificadora.


2. Elegir el programa "masa". En mi máquina es el Nº 8 y tarda una hora y media.

3. Sacar la masa de la máquina y colocarla sobre la mesada enharinada.


4. Estirar la masa, untarla con manteca derretida y espolvorear con queso rallado.


5. Cortar en triángulos y enrollarlos de mayor a menor.


6. Colocarlos en una fuente para horno enmantecada y pintarlos con manteca.


7. Hornear durante 10 minutos aproximadamente.

Si no tienes la panificadora puedes preparar la masa de la manera tradicional: amasando y dejando leudar.

10 tips de un ama de casa y mamá ecológica

Una vida sana, para mí, es respirar aire limpio, beber agua libre de contaminantes, comer alimentos saludables... Por eso creo que proteger el planeta es proteger la salud de mi familia. Aunque no lo creas, todas tus acciones y decisiones afectan el medio ambiente. Y algunos pequeños hábitos cotidianos pueden tener un gran impacto en nuestra salud y en la conservación de nuestro planeta.

¿A tí también te procupa la salud de tu familia? Entonces seguramente te interesa el cuidado del medio ambiente y te gustará saber cómo tratamos en casa de cuidar a diario los recursos que la Tierra nos ofrece:


1. No arrojamos NINGÚN residuo en la vía pública, NUNCA. Lo tiramos en las papeleras o lo guardamos en el bolso hasta que llegamos a casa.

2. Evitamos al máximo las bolsas plásticas. Estas bolsas tardan entre 400 y 1000 años en degradarse. Cuando vamos a hacer las compras utilizamos un carrito.


3. Cocinamos en casa. El 90% de nuestra comida es casera. De esta forma evitamos los empaques y sabemos exactamente qué estamos comiendo.


4. Reutilizamos envases, papeles, bolsas, y todo lo que sea posible. Siempre puedes darle a los objetos un nuevo uso. Los frascos de vidrio resultan muy prácticos para guardar los comestibles (arroz, cereales, harina, galletas). Los recipientes plásticos son útiles para conservar alimentos en el freezer o refrigerador. Las cajas, ideales para guardar juguetes. Y las bolsas de tiendas (de plástico o papel) se pueden utilizar una y otra vez.

5. Utilizamos eco-bolas para el lavado de la ropa. Evitamos así el uso de jabón y suavizante.


6. Recogemos el agua de la lavadora (40 litros!!) para usarla en la limpieza o para regar las plantas. Al no utilizar jabón ni suavizante, el agua no contiene residuos químicos.

7. Usamos productos de limpieza caseros, no tóxicos. ¿Quieres probar? Sustituye el limpia-vidrios por una mezcla de agua (2 tazas), vinagre de alcohol (1/4 taza) y algunas gotas de tu aceite esencial preferido (este ingrediente es opcional). Colocas esta mezcla en un atomizador, rocías los vidrios y espejos y luego les pasas un paño seco.


8. Tenemos nuestra propia huerta orgánica. Cuando vivíamos en apartamento cultivávamos en macetas; hoy lo hacemos en el jardín. Plantamos morrones, perejil, lechugas, tomates, remolachas, hierbas aromáticas...

{morrón de nuestra huerta}

9. Tiramos las pilas en desuso en los contenedores especialmente destinados para ello.

10. Todas nuestras lámparas son de bajo consumo.

Podríamos hacer mucho más, lo sé, pero por algo se empieza. ¿Qué haces tú (o qué podrías hacer) para lograr un ambiente más sano y cuidar nuestro planeta cada día?