Cómo preparar ricota casera


¿Has intentado alguna vez preparar ricota casera? ¡Es muy fácil! No te llevará más de 30 minutos. Sigue estas instrucciones:

1. Mezcla 1 litro de leche tibia + pizca de sal + jugo de un limón.
2. Espera unos minutos hasta que la leche se "corte".
3. Escurre utilizando un colador o lienzo fino hasta lograr la consistencia deseada (aproximadamente 20 minutos).
4. Consérvala en la heladera.

¡Listo! Puedes utilizarla para untar o mezclada con espinaca en rellenos de pastas o tartas, ¡deliciosa!

3 listas que nos simplifican la vida

 {Imagen}

Hace algún tiempo publiqué las 3 listas que me ayudan a organizarme. Ahora me gustaría compartir 3 listas que me ayudan a simplificar mi vida. Si todavía no tienes ninguna podrías empezar con alguna de estas:

1. Lista de comidas fáciles para días difíciles.

Siempre es necesario tener a mano una lista de comidas sencillas para preparar en 5 minutos. Parece una tontería, pero te salvará en esos días complicados, en los cuales apenas puedes recordar el número del delivery.

2. Lista de actividades para niños en casa.

Entretener a los niños dentro de casa no es tarea fácil. No puede faltar una lista con ideas de juegos y manualidades para hacer en días fríos o lluviosos, en los cuales debemos permanecer con los niños dentro de casa.

3. Lista de las mejores comidas para fiestas.

Hay comidas que siempre son bien recibidas en las reuniones y fiestas familiares. Cuando te cruces con alguna de esas recetas infalibles, ¡anótala! Yo, luego de cada fiesta de cumpleaños, suelo anotar cuáles fueron las preparaciones que más gustaron... para repetirlas en la próxima ocasión. Y descartar las que no fueron tan aceptadas por los invitados.

Seguramente tienes más de una idea para agregar a estas listas. ¿Podrías compartirlas?

Un "tema" para tu vida

"No olvides el sueño de tu corazón mientras sigues con la rutina de la vida." (Sayantan Sen)

Nuestra verdadera vocación no siempre coincide con el título universitario o la profesión que tenemos, ¿no crees? A veces descubrimos que ese diploma colgado en la pared, o ese trabajo que hemos realizado durante tanto tiempo, no es nuestra pasión.

Hace un par de semanas lei el libro Focus (de Sayantan Sen) y, en uno de los capítulos, hacía referencia a que todos tenemos un "tema" en nuestra vida. Una especie de hilo invisible que vincula todas las cosas que hacemos, aun sin darnos cuenta.

Aunque todas las actividades que realicemos parezcan muy diferentes, si nos fijamos con atención, siempre hay un tema que las vincula. Y toda nuestra vida, de una u otra forma, tiene que ver con eso. Puede ser un deporte, una habilidad, una afición, una tarea o una persona.

Algunos ejemplos podrían ser "la maternidad", "la cocina", "el arte", "el diseño", "el humor", "los niños", "los ancianos", "los animales", "las plantas", "la alimentación saludable"...

¿Te has puesto a pensar en ello? ¿Identificas un tema en tu vida?

Yo estoy tratando examinar mi vida para encontrar ese hilo conductor... para descubrir mi verdadera vocación. Cuéntame, ¿cómo encontraste tu verdadera vocación?

Ilustración: Jane Heinrichs (http://janeheinrichs.blogspot.com/)